Buscan criminalizar protestas en las calles de Puerto Rico mediante proyecto de ley

Minorías dicen que el proyecto de ley es en venganza por el "Verano del 2019", que llevaron a la renuncia de Ricardo Roselló como gobernador

La del "Verano del 2019" fue una movilización histórica en Puerto Rico.
La del "Verano del 2019" fue una movilización histórica en Puerto Rico.
Foto: Archivo / EFE

PUERTO RICO – La Cámara de Representantes devolvió este lunes a la Comisión de Transportación e Infraestructura un polémico proyecto de ley que busca tipificar como delito menos grave el cierre de calles o bloqueo de vías públicas durante protestas y manifestaciones públicas.

La medida primero fue derrotada a viva voz y luego, a pedido de uno de sus autores, fue reconsiderada y devuelta a la comisión legislativa que la evaluó a fin de ser enmendada. El proyecto de la Cámara 1151, de los representantes de la Palma, Abid Quiñones Irizarry y Félix Lasalle Toro, suscitó debate en el hemiciclo.

El proyecto enmienda la Ley de Vehículos y Tránsito para prohibir el bloqueo e interrupción del tránsito con la intención concertada de afectar el flujo vehicular y dispone que el peatón incurrirá en un delito menos grave con pena de reclusión de hasta un máximo de seis meses y/o una multa administrativa de hasta $500.

El representante independentista Denis Márquez calificó el proyecto de ley de “un ejercicio vengativo” y subrayó que la pieza legislativa va en contra del derecho constitucional a la libertad de expresión.

“No aprueben un absurdo porque les va a aplicar a todos. Lo proponen porque al fin y al cabo no nos vamos a olvidar del verano del 2019 que llenamos la calles y las avenidas”, dijo Márquez Lebrón.

“Todos los días en Puerto Rico se utilizan las calles para expresarse. Establecer esto como un delito menos grave no es otra cosa que decirle a la inmensa ciudadanía que su ejercicio de libertad de expresión está subordinado y es un delito”, agregó.

El portavoz de la minoría popular, Rafael “Tatito” Hernández Montañez expresó a su vez, que “lo menos que atiende esta medida son asuntos de transportación colectiva o de seguridad de los peatones”.

El legislador popular dijo que se trata de “un asunto político para callar a una masa que se levantó hace menos de un año atrás, porque esa es la verdadera intención”.

El representante independiente Manuel Natal Albelo también se expresó en contra de la medida, mientras el novoprogresista, Luis “Junior” Cruz tomó un turno y dijo que no era en defensa de la propuesta.

El portavoz de la mayoría novoprogresista Gabriel Rodríguez Aguiló explicó que la medida se reconsideró y envió nuevamente a la Comisión de Transportación y Obras Públicas para que la trabaje con enmiendas.

“Por ejemplo yo le sugerí que evaluaran en la comisión el bloquear los aeropuertos porque son áreas esenciales que no se podrían bloquear bajo ninguna circunstancia. Lo mal que surgió Puerto Rico con turistas con maletas caminado por las avenidas al igual que los hospitales que son áreas críticas”, indicó Rodríguez Aguiló.

Dijo que todavía la medida está viva y que la comisión tiene que decidir cómo la va a trabajar.

“Como está presentado el proyecto podría levantar ciertas controversias con la libertad de expresión, pero tampoco la libertad de expresión no puede poner en peligro la vida de un ser humano en un hospital y poner en entredicho la imagen de Puerto Rico como lo que ocurrió en el aeropuerto. Tiene que haber un balance y ese balance se puede dar”, sostuvo el legislador novoprogresista.

(Por Nydia Bauzá)