En las elecciones del 3 de marzo, pase lo que pase, no dejes de votar 

En las elecciones del 3 de marzo, pase lo que pase, no dejes de votar 
El voto latino sigue ganando poder.
Foto: Archivo

Vivimos un momento sin precedentes...

La crisis causada por el coronavirus nos ha puesto en pocos días en una situación que nadie podía imaginar. La amenaza a la salud de todos debe ser nuestra primera preocupación. Y después, las consecuencias sociales y económicas que ya están golpeando duramente a nuestra comunidad. Pero nuestro compromiso contigo y con todos nuestros lectores es más firme que nunca. Queremos informarte y ayudarte a tomar decisiones en tu día a día.

Producir este contenido que estás leyendo cuesta dinero.
El dinero que permite que los escritores, editores y demás personal de La Opinión puedan mantener a sus familias.
Nosotros no cerramos nuestro contenido como hacen otros medios, porque queremos que todos puedan leerlo, también aquéllos que no puedan pagar una suscripción.

Pero sí pedimos a quienes puedan colaborar con nosotros que nos ayuden. Sólo toma un minuto y puedes aportar tan poco como $3.5 por mes (Sí, leíste bien SOLO $3.5 por mes). Hará un gran diferencia.

Si tu eres una de esas personas, ciudadanos de Estados Unidos,  que ya no cree en las elecciones por razones obvias, como el hecho de que son los superdelegados los que eligen al presidente y no el voto popular, déjame decirte que no estás solo. Son millones quienes piensan igual y que en muchos casos deciden no participar.

“¿Para qué?”, me dijo un inmigrante en la ciudad de Norwalk. “Si sabemos que los de arriba deciden por nosotros”.

No obstante, este tipo de pensamiento, aunque tiene lógica, no es correcto. Si fuera cierto, todavía viviríamos en a época de la segregación racial. La marihuana sería ilegal y el matrimonio gay no estaría permitido, entre muchos otros derechos.

Si es cierto, hay mucho por hacer, pero dar la espalda a las elecciones no es forma de solucionarlo.

Recientemente la senadora estatal María Elena Durazo, en una plática que tuvo con la comunidad en Café Rebelde en Boyle Heights, explicó que si la gente decide no votar, estará respaldando la corrupción, permitiendo cosas hasta peores que las que ahora se viven.

Durazo recordó que mucha gente murió para que obtengamos el derecho al voto, esa voz en las urnas que, si bien no es perfecta, ha generado cambios muy positivos para la mayoría de la gente.

También mencionó que se están viviendo momentos muy complicados, con un presidente que constantemente ataca a los inmigrantes y promueve leyes que terminan afectando a todos los latinos.

Si no votamos por nosotros, dijo la senadora, debemos hacerlo por quienes todavía no tienen este derecho y no se pueden defender. Solo los ciudadanos pueden hacerlo, pero si deciden no participar, estarán dejando sola a la comunidad más vulnerable.

Durazo también recordó la importancia de las elecciones locales, que son las que más afectarán a la comunidad fuera del tema migratorio. Y es precisamente a nivel local donde se eligen a los políticos que más tarde estarán en Washington o en Sacramento. Es importante asegurarse que los elegidos sean honestos. Que comulguen con los valores y los cambios que nosotros queremos ver.

La funcionaria dijo entender el porqué la gente estaba desanimada y con poca voluntad de participar. Sin embargo, les pidió que no se dejen vencer. Es precisamente esa actitud la que los políticos corruptos quieren ver. Ellos celebran que no participen, para que les sea más fácil hacer de las suyas.

Es por eso que, aunque tengas toda la razón, dejar de votar no es una opción para mejorar las cosas.

Agustín Durán, editor de Metro de La Opinión.