Los 6 alimentos más adictivos para el organismo

Existen alimentos altamente adictivos que se destacan por su efecto sobre el cerebro, tienen la peculiaridad de crear "adicción" y se derivan en graves padecimientos de salud
Los 6 alimentos más adictivos para el organismo
Los alimentos adictivos son la principal causa de padecer sobrepeso, obesidad y diabetes.
Foto: Shutterstock

Cuando hablamos de alimentación saludable la primer recomendación es evitar el consumo de productos procesados y comidas rápidas, en gran parte por que se relacionan con su poder de crear una especie de adicción y también por sus efectos negativos sobre la salud.

Es una realidad que existen alimentos más adictivos que otros esto se debe principalmente a su capacidad de activar el centro de recompensa y placer del cerebro, son alimentos que se destacan por ser deliciosos. Desafortunadamente para que sean tan atractivos en cuestiones de sabor, olor y textura, es normal que contengan altos niveles de grasas saturadas, harinas refinadas, azúcares, sodio y un sin fin de aditivos, por lo mismo en su mayoría son altamente calóricos y contienen un nulo valor nutricional. 

Estos alimentos tienen la capacidad de aumentar los niveles de dopamina en el cerebro, por lo que su consumo se relacionan con un estado de felicidad inmediato. Los alimentos con mayor índice glucémico y grasas son los que se asocian con estas conductas adictivas, los principales son los siguientes.

1. Pizza

Sin duda la pizza es el platillo que encabeza la lista, es uno de los alimentos que más disfrutamos comer; sin embargo las versiones de comida rápida se destacan por su alto contenido en grasas saturadas e hidratos de carbono.En gran parte se debe al efecto saciante que causa el conjunto de sus elementos principales como es el caso de la masa, el alto contenido calórico del queso y normalmente si sus complementos son embutidos brinda importantes niveles de sodio. 

Pizza de pepperoni. /Foto: Shutterstock

2. Helado

Los helados son considerados el antojo dulce por excelencia, son altamente populares debido a su inigualable textura, son frescos, fríos y dulces. Sin embargo son un producto altamente adictivo, esto se debe a su contenido en azúcares, jarabes, leche o crema entera que aportan un buen contenido en grasas saturadas; a la vez normalmente se les agregan colorantes y saborizantes. Disfrutar de un buen helado ocasionalmente jamás va simbolizar un problema de salud, la situación delicada es cuando se consumen en exceso y de manera muy cotidiana, ya que se relacionan con sobrepeso, obesidad, diabetes e hipertensión. 

Helados. /Foto: Shutterstock

3. Patatas fritas

Son la clara representación de lo adictivo que puede llegar a ser un alimento, una de las principales señales será que no podrás dejar de comerlas. El problema es que son un tipo de comida rápida que se destaca por su técnica de preparación “frita” en abundante aceite, el cual normalmente ha sido recalentado varias veces, es por ello que brindan un alto aporte en grasas trans y por supuesto en calorías. También son condimentadas con una excesiva cantidad de sal, uno de los principales enemigos de la salud cardiovascular, la presión arterial y el sistema renal.

Papas fritas. /Foto: Pexels

4. Chocolate

El chocolate oscuro en su versión artesanal y pura, es decir cuando más del 70% del producto está elaborado con cacao puro, es un verdadero tesoro nutricional. Sin embargo las marcas comerciales de chocolates industrializados, son todo menos verdadero chocolate, se destacan por su alto aporte en azúcar y manteca que aumenta significativamente su potencial adictivo. 

Chocolate./Foto: Shutterstock

5. Refrescos y bebidas carbonatadas

Su alta concentración en azúcares es sumamente adictiva, a la vez su “efecto burbujeante” es una de las principales causas de la adicción ya que brinda una peculiar sensación reconfortante, que hace que por un momento nos olvidemos de la sed. Sin embargo son bebidas que no hidratan al organismo, tienen un alto aporte en calorías (inclusive en sus versiones light o sin azúcar) y están llenas de aditivos y químicos nocivos para la salud. 

Refresco./Foto: Crédito: Pxhere

6. Galletas de chocolate

Las galletas de chocolate son una locura para el organismo y lo desequilibran por completo, en gran parte se debe a su alto contenido en harinas refinadas, azúcares y grasas saturadas, al momento de consumirlas llegan directo al cerebro y lo engañan aumentando de manera prácticamente inmediata sus niveles de dopamina. El problema es que son altamente calóricas y aumentan drásticamente los niveles de glucosa en la sangre, al igual que el colesterol, a la vez afectan algunas funciones cognitivas como la concentración, la memoria y el rendimiento intelectual. 

Galletas de chocolate. /Foto:Crédito: Yana Gayvoronskaya/Canva