Evita limones duros y quesos echados a perder, consejos para alargar la vida de tus alimentos

¿Refrigerar o no refrigerar?, ¿en luz o sombra?, ¿en tupper, bolsa o papel?
Evita limones duros y quesos echados a perder, consejos para alargar la vida de tus alimentos
Foto: A-lesa/Canva / Cortesía

Si tienes algunas dudas de cómo conservar por más tiempo y en óptimas condiciones algunos de los alimentos que son básicos en tu cocina aquí te damos unos consejos que te serán de gran ayuda.

Limones sin endurecerse por un mes

En bolsa sellada. Tus limones durarán 4 veces más si los refrigeras en bolsas cerradas de plástico. Con esto logras sellar la humedad, tus limones se mantendrán jugosos asegura Cooks Illustrated.

Cubitos de jugo. Si los limones serán usados para bebidas, hay otra opción, exprime, congela el jugo en cubitos que posteriormente puedes pasar a pequeñas bolsas con cierre hermético.

Cebollas

Foto: Pxhere
  • No pelar sus cebollas si aún no serán usadas.
  • Conservar en un lugar fresco, seco, ventilado y con poca luz.
  • Evitar ponerlas en lugares o cerca de productos húmedos, ya que absorben humedad.
  • Guardar en red o una media con un nudo entre cada cebolla.

¿Por qué las cebollas te hacen llorar y cómo evitarlo?

Queso

Foto: Pxhere

Envoltura. Envuelve el queso en un papel encerado o papel para hornear, si no tenemos, podemos optar por papel film. No apretar demasiado el queso para evitar que se recaliente y aparezca moho. Envolverlo es importante ya que evita que el queso se reseque y que absorba olores de otros alimentos.

Refrigera ya que es difícil mantener un queso en la temperatura ideal, la del queso de tapa dura es de entre 8 y 12 grados, mientras que los quesos de pasta blanda se conservan mejor a temperaturas más bajas, entre los 4 y los 8 grados.

Usa los cajones inferiores que normalmente se utilizan para la verdura para los quesos de tapa dura, ya que es la zona menos fría.

En la parte alta del refrigerador guarda los quesos frescos (requesón, formaggini, mozzarella, petit suisse, queso crema…) ya que necesitan estar a 4 grados, recomienda El Queso.

Cilantro y perejil

Foto: Pxhere

Papel y bolsa. Para conservar tu cilantro y perejil frescos por más tiempo, debes lavar, desinfectar y dejar secar tus hierbas, luego envuélvelas en papel periódico o toalla de papel ligeramente húmeda, colócalas en una bolsa y ciérrala bien.

Frasco. Otra opción es cortar las bases de los tallos, quitar las hojas marchitas y colocar tus hierbas en tarros de vidrio con un poco de agua en el fondo, tapar el frasco o colocar una bolsa boca abajo y cierra con una liga. Guarda en el refrigerador.

Albahaca

albahaca
Foto: Shutterstock

La albahaca se conserva mejor a temperatura ambiente que en refrigerador. Corta los tallos y coloca tu racimo en un frasco o tarro de vidrio con 5 centímetros de agua en el fondo. Evita que le dé directamente la luz del sol.

No refrigerar alimentos en latas abiertas

Foto: Pxhere

Cuando abres la lata y no utilizas todo el alimento, es recomendable guardar el resto en otro envase, de vidrio o plástico, taparlo y refrigerarlo para que la comida preserve mejor sus cualidades y sabor.

No se recomienda conservar alimentos en latas abiertas ya que el contacto entre el alimento, el metal y el oxígeno puede provocar la aparición de manchas de óxido con la lata, refiere Costumer.

Aceite de oliva

Foto: Mammiya/Pixabay

No compres garrafas si no ocuparás grandes cantidades en un corto tiempo, el aceite de oliva virgen extra se estropea y pierde sus propiedades si permanece mucho tiempo abierto.

Cierra bien la botella ya que el contacto con el aire acelera su descomposición. No debe exponerse a la luz ni y al calor, guarda en un lugar oscuro y resguardado de los cambios de temperatura.

Más consejos