10 alimentos con muchos nutrientes y pocas calorías

Una buena alimentación puede influir en estado de ánimo, mantenerte fuerte y evitar enfermedades
10 alimentos con muchos nutrientes y pocas calorías
Foto: StockSnap / Pixabay

Sin importar la edad, nuestro cuerpo necesita de nutrientes como proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y agua para funcionar correctamente, para tener energía, prevenir enfermedades, vernos y sentirnos bien.

Es importante lo que comemos, ya que debemos procurar aquellos alimentos que nos aportan los nutrientes que necesitamos y minimizar el consumo de aquellos que nos hacen daño, como los que tienen alto contenido en sodio y azúcares agregados.

Evita los productos que tienen muchas calorías pero pocos nutrientes.

Es increíble lo que una alimentación balanceada puede hacer por ti, ya que puede influir desde tu estado de ánimo; fortalecer tu sistema inmunológico para combatir virus y bacterias; hasta un mayor éxito en el tratamiento de enfermedades.

Aquí una lista de 10 alimentos con muchos nutrientes y pocas calorías:

Frutas y vegetales

Foto: Pxhere

Consume una gran variedad, sobre todo aquellas que tienen colores vivos. Aportan vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra e incluso proteínas.

Una dieta rica en verduras y frutas puede reducir la presión arterial, reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y derrames cerebrales, prevenir algunos tipos de cáncer, disminuir el riesgo de problemas oculares y digestivos, y tener un efecto positivo sobre el azúcar en la sangre. Explica la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Pescados y mariscos

Foto: Rita E/Pixabay

Los pescados azules (como la caballa, salmón, atún, arenque, entre otros) son ricos en ácidos grasos Omega-3, proteínas, minerales como hierro, calcio, zinc, magnesio y vitaminas A, B6, B12, y D.

Carnes magras y aves

Foto: Pxhere

La carne contiene proteína, hierro, vitamina B12 y muchos otros nutrientes. La proteína es necesaria para fortalecer y mantener los huesos, los músculos y la piel.

Algunas proteínas de origen animal son completas por contener todos los más de veinte tipos de aminoácidos que el cuerpo requiere, mientras que los alimentos de origen vegetal pueden carecer de uno o más aminoácidos esenciales.

Huevos

Foto: Pxhere

El huevo es un alimento económico, fuente de proteínas y vitaminas que brinda una numerosa cantidad de beneficios para nuestro organismo. “Son casi proteína pura, de muy alta calidad. También proporcionan prácticamente toda la ingesta necesaria de vitamina B12 y colina señala la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Leche descremada, queso bajo en calorías y yogur sin azúcar

Foto: Pxhere

La leche y los productos lácteos son las fuentes más comunes de calcio. Si una persona tiene intolerancia a la lactosa, debe asegurarse de consumir todos los días suficiente calcio y vitamina D.

Productos de soya

Foto: Pxhere

Además de isoflavonas, los alimentos de soya son ricos en nutrientes, incluidas vitaminas B, fibra, potasio, magnesio y proteínas de alta calidad. A diferencia de algunas proteínas vegetales, la proteína de soya se considera una proteína completa, que contiene los nueve aminoácidos esenciales que el cuerpo no puede producir y que se deben obtener de la dieta.

Legumbres

Foto: Pxhere

Las legumbres como frijoles, guisantes, garbanzos y lentejas, son ricas en carbohidratos complejos, micronutrientes, aminoácidos y los distintos tipos de vitamina B. Tienen un contenido bajo en grasa y alto en fibra, las legumbres son excelentes para controlar el colesterol, para promover la salud digestiva, así como para regular los niveles de energía.

Además, la FAO señala que las legumbres tienen un contenido alto de folato, calcio, magnesio, zinc y potasio.

Nueces

Foto: Pxhere

Además de ofrecer ácidos grasos Omega 3, las nueces son fuente vitamina B6, B1, B3 (niacina) y especialmente folatos. También aportan fibra y contienen hasta un 14% de proteínas. En cuanto a minerales, proporcionan hierro, zinc, potasio, selenio, fósforo y magnesio.

Granos integrales, como avena, pan integral y arroz integral

Foto: Pxhere

Los cereales integrales contienen fibras, vitamina E y grasas no saturadas que ayudan a mantener estable el nivel de azúcar en la sangre, las arterias limpias y un tránsito intestinal normal. Estos nutrientes no se encuentran en los azúcares ni en las harinas “blancas” refinadas.

Semillas

Foto: Alex Dante/Pixabay

Las semillas de linaza, chía, cáñamo, sésamo, entre muchas otras, son ricas en fibra, proteínas y omega-3, vitaminas, minerales y antioxidantes. La chía por ejemplo, también contiene calcio, magnesio y fósforo. Su contenido de ácido alfa-linolénico y fibra se han relacionado con un mejor control de azúcar en la sangre después de una comida.