Aliados alimenticios para controlar la hipertensión

La hipertensión es un enemigo silencioso que se puede derivar en diversas enfermedades degenerativas. La alimentación es un fiel aliado para mantenerla en sanos niveles y proteger la salud del corazón

Los principales enemigos de la hipertensión son la sal, los azúcares y el alcohol.
Los principales enemigos de la hipertensión son la sal, los azúcares y el alcohol.
Foto: Getty Images

La presión arterial alta, también conocida como hipertensión es uno de los padecimientos más comunes en la población, se dice que cada vez es más frecuente en los países desarrollados y es un tema de salud preocupante ya que tiende a desencadenarse en la aparición de diversas enfermedades degenerativas, entre las que se destacan todo tipo de condiciones cardiovasculares y cerebrales. 

La presión arterial se define como la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes arteriales cuando es bombeada por el corazón, existen múltiples causas que influyen en está condición entre las que se destacan: alteraciones renales, una mala regulación del sodio, mal estado en las arterias o acumulación de calcio, por alteración de la vasodilatación y la vasoconstricción debido a una mala alimentación o altos niveles de estrés. Por supuesto una alimentación saludable influye de manera importante en una presión arterial equilibrada, es por ello complementario a la supervisión médica es recomendable optar por la ingesta de alimentos que favorezcan el control de la presión arterial. 

Los mejores alimentos para tratar la hipertensión:

1. Avena

La avena es uno de los cereales más saludables, deliciosos y versátiles que existen, no en vano es considerada uno de los superalimentos más consumidos en todo el mundo. Sus bondades explotaron cuando en el año de 1995 la FDA oficialmente aprobó sus beneficios para la salud cardíaca; gracias a esto la avena integral y sus productos derivados tienen el sello de aprobación “Heart Healthy”. Entre sus grandes cualidades se destaca por su alto contenido en fibra, que tiene el poder de reducir los altos niveles de colesterol malo o LDL en la sangre. A la vez es un alimento completo con un bajo aporte calórico y muy poca cantidad de sodio (conocido como un detonante de la hipertensión.

desayuno avena
Avena. /Foto: Shutterstock

2. Plátanos

Los plátanos están llenos de nutrientes, se destacan por su alto contenido en vitaminas y minerales. Son una buena fuente de carbohidratos y contienen proteínas y fibra; entre sus más grandes cualidades se reconocen por su extraordinario contenido en potasio, el mejor amigo de la salud cardiovascular, se relaciona con un corazón sano y tiene la capacidad de mantener regular la presión arterial. Otra de sus ventajas se debe a su capacidad de equilibrar los efectos negativos de la sal, que es uno de los principales causantes de los altos niveles de presión arterial. 

plátano verde
Plátanos. /Foto: Shutterstock

3. Apio

El apio es un vegetal lleno de nobleza es popular por su suave y aromático sabor, que llenan de personalidad numerosos platillos. Sus bondades nutricionales y medicinales no se quedan cortas, se le atribuyen extraordinarias propiedades depurativas y diuréticas que favorecen la eliminación del sodio, esto se relaciona con un aumento en la producción de orina por lo que se combate la retención de líquidos y las toxinas nocivas. A la vez es rico en una sustancia natural que se llama apigenina que contribuye en dilatar los vasos sanguíneos, mejorando la circulación. 

Apio. /Foto: Shutterstock

4. Semillas de cáñamo

En general la familia de las semillas resultan un grupo de alimentos con grandiosos efectos sobre la salud cardiovascular, esto se debe a su espectacular contenido en ácidos grasos Omega 3 a los que se les atribuyen beneficios antiinflamatorios y actúan como un poderoso protector de todo el sistema cardiovascular. Es por ello que las semillas no deben de faltar en la dieta de una persona que padece hipertensión, la recomendación es consumir: semillas de chía, semillas de lino y nueces (son un gran alimento para regular los altos niveles de presión arterial).

Semillas de cáñamo. /Foto: Pixabay

5. Alcachofa

Las alcachofas son consideradas un tesoro nutricional, se destacan por su alto contenido en potasio y a la vez gozan de grandes propiedades diuréticas. Tienen la capacidad de promover la eliminación de líquidos retenidos y toxinas, esto resulta clave en la disminución de la presión arterial. También son un buen aliado para depurar los principales órganos de filtrado como son el hígado y los riñones. 

Alcachofas./Foto: Shutterstock

6. Agua de coco

El agua de coco natural es sinónimo de salud, no sólo por su magnífica capacidad de mantener los niveles de hidratación óptimos. Es una bebida con un alto contenido en potasio y magnesio, lo que le brinda un peculiar efecto cardioprotector. A la vez su riqueza mineral es un gran aliado para mantener a raya los altos niveles de presión arterial. 

aceite de coco
Agua de coco. /Foto: Shutterstock