6.6 millones de personas piden ayudas de desempleo en una semana

La Reserva FEderal amplía las ayudas con una inyección de liquidez de $2.3 billones

El desempleo afecta ya a 16 millones más de personas en apenas tres semanas./Archivo
El desempleo afecta ya a 16 millones más de personas en apenas tres semanas./Archivo
Foto: Shutterstock

En la semana que acabó el 4 de abril 6.6 millones de personas solicitaron ayudas de desempleo. Ante el deterioro por la pandemia, la Reserva Federal ha vuelto a anunciar inyecciones de capital a la economía

La del desempleo vuelve a ser una cifra millonaria en la economía que está rompiendo el coronavirus. Está, de nuevo, por encima de lo calculado por algunos analistas que llevan tres semanas viendo cifras no vistas nunca antes.

En total, en tres semanas hay 16.5 millones de personas han perdido su empleo debido a los estragos que está causando el coronavirus. Son más perdidas de empleo en dos semanas que las que se registraron durante la Gran Recesión en dos años y es el 10% de la fuerza laboral.

Los datos que proporciona el departamento de Trabajo semanalmente han sido revisadas al alza en el caso de los siete días anteriores. Entonces fueron 6,867,000 de solicitudes de este seguro de desempleo.

En una situación sin precedentes, muchos de los sistemas que permiten la solicitud de las ayudas de desempleo siguen semicolapsados en los estados y muchas personas están horas al teléfono para completar sus aplicaciones.

En marzo, y por primera vez en 113 meses seguidos se destruyó empleo (mas de 700,000 personas perdieron su trabajo en unas cifras que serán casi con seguridad revisadas al alza). La tasa de desempleo quedó en el 4.4% pero en abril, el mes en el que se reflejará el daño que la falta de actividad realmente está haciendo este porcentaje se disparará.

La ex presidenta de la Fed, Janet Yellen, ha especulado en los últimos días que podría estar por encima del 12%. Los economistas de Barclays especulan que se llegue al 13.6% en abril.

En Canadá, y por lasa mismas razones, se perdieron un millón de empleos en marzo y la tasa de desempleo ha pasado del 2.2% al 7.8%, la mayor subida de la historia. Desde Oxford Economics se anticipa que este porcentaje se puede duplicar en el tercer trimestre. A diferencia de EEUU, todas esas personas mantienen la cobertura de salud ya que no está vinculada a sus contratos.

El desempleo en EEUU es especialmente duro porque se suele perder el seguro médico, algo que complica mucho las finanzas personales de quienes de repente enfrentan gastos de salud durante una pandemia o estaban en tratamiento por enfermedades crónicas que requieren tratamientos continuados y caros.

En el paquete de ayudas CARES Act recién aprobado por Washington se garantiza una paga extra, además de la local, de $600 semanales a quien solicitan el desempleo.

Algunas de las medidas fiscales excepcionales están empezando a llegar pero no lo suficientemente rápido para contener el empleo cuando faltan los ingresos y la actividad económica.

Herramientas monetarias

La Reserva Federal sigue sacando herramientas para apuntalar la economía. A la vez que se conocían las cifras del desempleo la autoridad monetaria anunció planes para inyectar $ 2.3 billones ($2.3 trillion) a través de programas nuevos y otros ampliados con los que comprar deuda municipal y de empresas.

La Fed ya ha comprado deuda local y de empresa para aliviar la carga de estas economías severamente afectadas por la falta de ingresos fiscales y la mayor carga de gasto que suponen las crisis.

También ha comprado deuda de empresas pero en este momento está dispuesta a comprar la de mayor riesgo, las que se califican como basura si la empresa mantenía la calificación de abierta a la inversión antes del 22 de marzo. Los analistas consideran esta situación “muy llamativa” y permite comprar bonos de Ford y Macy´s por ejemplo.

La Fed también va a poner en marcha un programa de préstamos, no gasto, para las empresa de tamaño medio que no van a poder recibir las ayudas del SBA porque no cumplen las condiciones para optar a ellas. Las empresas en manos del capital riesgo y hedge funds no tienen capacidad de pedir este dinero del SBA. Tampoco las que tienen más de 501 empleados.

En este sentido, la autoridad monetaria hará préstamos a compañías con un límite de 10,000 empleados y menos de $2,500 millones en ingresos el año pasado. La devolución de estos préstamos se retrasa un año.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, ha dicho que está determinado a actuar de forma robusta hasta que tenga la confianza de que se esté en el camino de la recuperación y está convencido de que cuando haya una recuperación será robusta igualmente.

En una intervención en la Brooking Institution, Powell dijo que la subida del desempleo posiblemente será temporal pero admitió que aunque todos estamos afectados “el peso está cayendo con más dureza en los que menos capacidad tienen para llevarlo”.

“Es importante recordar que las medidas que estamos tomando para contener el virus representan una inversión esencial en nuestra salud individual y colectiva. Como sociedad, tenemos que hacer todo lo posible para dar un alivio a los que está sufriendo en nombre del bien común”, dijo Powell. 

Los mercados volvieron, por cuarto día consecutivo a registrar fuertes subidas en las cotizaciones.