7 razones para consumir menos azúcar y ricas alternativas naturales

El excesivo consumo de azúcar y productos procesados es uno de los grandes enemigos de la salud, existen poderosas razones para limitar su consumo y optar por el uso de ingredientes naturales más saludables

Disfrutar de los sabores dulces es prácticamente irresistible y cuando se consumen moderadamente no simboliza gran problema, de hecho según las bases de la Medicina Tradicional China el sabor dulce es necesario porque tonifica la energía del bazo-páncreas y el estómago. Sin embargo en los últimos años el excesivo consumo de azúcar es una de las principales alertas de salud que representa graves daños en el organismo, entre las que se destacan deterioros en la cavidad dental, mayor apetito, riesgo de padecer sobrepeso, obesidad, insuficiencia renal, padecimientos en el hígado, entre otros.

Razones para reducir el consumo de azúcar:

  1. Desmineraliza: Uno de los principales efectos del excesivo consumo de azúcares es que acidifica la sangre y en respuesta el organismo extrae el calcio de los huesos, con el objetivo de mantener el pH correcto. En consecuencia se aumenta el riesgo de padecer caries, problemas dentales, debilidad en los huesos e inclusive osteoporosis. 
  2. Deteriora la absorción de vitaminas: La presencia del azúcar en el organismo es agresiva y en general causa diversos desequilibrios, uno de ellos es que afecta la absorción de los nutrientes. En concreto roba las vitaminas del grupo B, las cuales son necesarias para la metabolización del azúcar. 
  3. Sobrepeso y obesidad: El excesivo consumo de azúcares refinadas, que vienen de productos altamente procesados es el peor hábito alimenticio a largo plazo; ya que este tipo de azúcares suelen acumularse en el organismo en forma de grasa y de ello se derivan el sobrepeso y la obesidad. A la vez son alimentos adictivos que aumentan considerablemente el apetito, esto se debe a los efectos de la fructosa en la leptina (la hormona que controla la sensación de hambre).
  4. Aumenta la glucosa: Los azúcares hacen que el páncreas produzca más insulina, la hormona responsable de trasformar los alimentos en energía. Y esto causa alteraciones y elevaciones en los niveles de glucosa, complementario a esto un alto consumo en azúcares y gaseosas es uno de los principales hábitos alimenticios que causan la diabetes. 
  5. Altera el funcionamiento digestivo: El azúcar deteriora el funcionamiento del organismo, sobretodo es un gran enemigo de la digestión ya que perjudica las poblaciones de bacterias benéficas del intestino y se deriva en afectaciones serias que debilitan al sistema inmunológico, hace mucho más lento el metabolismo y afectan los niveles de energía y estado de ánimo.
  6. Desequilibra la dieta: El consumo de azúcar es una conducta que tiende a volverse adictiva, por lo que el organismo pide de manera habitual este tipo de alimentos entre los que se destacan golosinas, postres, bollería y comidas rápidas; derivado de esto se reduce la ingesta de alimentos ricos en nutrientes esenciales como son frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y otros.
  7. Baja las defensas: El consumo de azúcar al afectar la salud intestinal debilita considerablemente al sistema inmunológico, esto se deriva en una menor producción de glóbulos blancos y un deterioro en su capacidad para luchar contra virus y bacterias patógenas. 

Alternativas naturales para evitar el azúcar refinada:

Es prioritario considerar la ingesta de hidratos de carbono de absorción lenta, esto ayudará a nutrir correctamente al organismo, se evitarán los picos de glucosa y es la mejor manera de llenarnos de energía de calidad. 

1. Estevia

La estevia es una maravillosa alternativa para endulzar y por supuesto una de las más famosas, entre sus grandes virtudes se destaca su origen 100% natural y la gran versatilidad que contienen sus presentaciones, es habitual encontrarla en polvo, extracto y líquido, una de sus grandes virtudes es que tiene un efecto insignificante en los niveles de glucosa en la sangre. A la vez los extractos de glucósidos de steviol tienen hasta 300 veces más dulzor que el azúcar.

Estevia. /Foto: Shutterstock

2. Siropes Naturales

Los siropes de origen natural, siempre y cuando no provengan de un proceso de refinado son una buena alternativa para endulzar levemente ciertos platillos o alimentos. Es importante seleccionar aquellas variantes orgánicas, que vengan de procesos artesanales, que visualmente tengan los colores más oscuros y que no se hayan calentado. Existen deliciosas variantes como es el caso del sirope de arce, de agave y de coco. 

sirope de ágave
Sirope de agave. /Foto: Shutterstock

3. Azúcar de coco

El azúcar de coco se obtiene de la flor del coco, es portadora de un sabor natural delicioso y tiene la maravillosa cualidad de tener un índice glucémico muy bajo, es decir que no provoca picos de glucosa en la sangre. Es un grandioso ingrediente para endulzar bebidas y el mejor aliado en la repostería, sobretodo para elaborar galletas, tartas y pasteles. 

Productos de coco. /Foto: Unsplash