5 cosas que los cobradores de deudas tienen prohibido hacer

No te dejes intimidar si usan algunos de estos métodos de cobranza

Hay muchos cobradores que realizan prácticas cuestionables para pedirte su dinero.
Hay muchos cobradores que realizan prácticas cuestionables para pedirte su dinero.
Foto: Sergggio / Pixabay

Los cobradores de deudas, en ocasiones, pueden utilizar métodos bastante cuestionables para lograr que les pagues lo que les debes. Sin embargo, muchos de dichos métodos están prohibidos por ley, por lo que nunca deberían ponerlas en práctica.

A continuación, te compartimos cinco de ellos.

1–Amenazar con arrestarte

Los cobradores no pueden decir falsamente que te arrestarán por el dinero que les debes. Recuerda que las agencias no pueden emitir órdenes de arresto o hacer que te encarcelen. Además, no pagar una deuda de tarjeta de crédito, hipoteca, préstamo de automóvil o factura médica, no es motivo para llevarte a prisión.

Toma en cuenta que sí pueden citarte ante un tribunal por un asunto relacionado con una deuda, y si no te presentas aquí, sí podrían arrestarte, según se informó en Investopedia.

2–Pretender trabajar para una agencia gubernamental

La Fair Debt Collection Practices Act prohíbe a los cobradores de deudas fingir que trabajan para cualquier agencia gubernamental, incluidas las fuerzas del orden. De la misma forma, tampoco pueden afirmar que están trabajando para una agencia de reportes del consumidor.

3–Llamar a todas horas

A muchos cobradores podría no importarles las horas para cobrarte, por lo que suelen llamar a todas horas del día y de la noche con el fin de que les pagues. Sin embargo, debes saber que, por ley, no te pueden llamar después de las 9:00 de las noches ni antes de las 8:00 de la mañana, según se informó en el blog Jenn’s Blah Blah.

4–Hablar fuerte a los deudores

Las agencias de cobro de deudas a menudo usan un lenguaje abusivo cuando hablan con un deudor. Esto ya está prohibido y hasta podrían ser demandadas si le hablan con groserías a las personas.

5–Compartir públicamente información sobre el deudor

En el pasado, las agencias publicaban una lista de nombres de quienes les debían. Sin embargo, esta práctica también está prohibida. De hecho, un cobrador ni siquiera puede enviar una postal, pues la información de la tarjeta podría ser vista por las personas que trabajan en el correo.

Los cobradores solamente pueden compartir tus datos con las agencias de crédito.

–También te puede interesar: 3 formas en que el coronavirus ha cambiado la forma en que gastamos el dinero