Graduaciones en vilo por el COVID-19

La promoción 2020 de estudiantes de preparatoria enfrenta los efectos de la pandemia

Kaylee Juárez (i) ya tenía comprado su vestido de ‘Prom’, toga y birrete / foto: suministradas
Kaylee Juárez (i) ya tenía comprado su vestido de ‘Prom’, toga y birrete / foto: suministradas
Foto: Cortesía

Desde hace varios meses Kaylee Juárez y su mamá preparaban todo para celebrar la graduación de la joven.

No obstante, en medio de la cuarentena por el COVID-19 muchas celebraciones se han cancelado y otros —como la preparatoria Los Altos, en Hacienda Heights, que forma parte del Distrito Escolar Unificado Hacienda La Puente— viven con la incertidumbre de no saber cómo se cerrará el año escolar para la promoción 2020.

“Me gusta planear con tiempo y eso fue lo más triste, porque ya teníamos todo comprado… Su toga, su birrete, estábamos listas con fotos, ya habíamos comprado su vestido para el ‘Prom’, aunque todavía faltaban meses. Solo estábamos esperando las fechas para festejarla”, explica en una llamada telefónica con La Opinión Jessica Fernández, madre de la joven.

Reconoce que ha sido una situación triste para su familia pero mantiene viva la esperanza de que se pueda hacer algo para que los estudiantes cierren su ciclo de la mejor manera posible.

“Su escuela está evitando decir que no va a pasar, entonces ella está esperanzada de que aunque sea septiembre o cuando se pueda, se va a celebrar algo… Mi manera de pensar es que, si todavía cabe la posibilidad de que pueda tener su graduación y usar su vestido vamos a esperar”, comenta Fernández.

“Todavía nos queda tantita esperanza, no nos han cortado las alas como en otros distritos”.

El sábado 18 de abril, Kaylee habría celebrado su fiesta de graduación y reconoce que era un día que había esperado para coronar todo el esfuerzo que había dedicado a sus estudios

“Yo pensé que sería una noche bonita, porque mis amigos y yo somos todos muy buenos estudiantes y siempre hemos estado enfocados en la escuela… Creí que después de todos estos años de trabajo iba a ser divertido estar juntos y olvidarnos de las clases y del estrés”, dice la estudiante, cuyo promedio de calificaciones es de 3.8.

“Creo que el sábado pasado es cuando a ella le pegó fuerte. Se despertó y me dijo: ‘Ma, hoy hubiera sido mi Prom’. Siento que cuando van llegando esas fechas especiales es cuando ella lo está sintiendo”, agrega Fernández, refiriéndose a la orden de ‘Permanecer en Casa’ y sus consecuencias.

Agrega que aún no sabe cómo su hija se va sentir la última semana de mayo, cuando estaba planeada su ceremonia graduación.

La madre mexicoamericana, quien es maestra de tercer grado, confiesa que la embarga la tristeza al saber que su hija podría no disfrutar de esta experiencia.

“Honestamente, al principio creo que lo sentí más yo, porque ella no ha vivido esas experiencias. Todo iba a ser nuevo pero mi hija comprende que estamos pasando una etapa difícil y que hay cosas más importantes en las qué enfocarse”.

Kaylee Juárez (i) ya tenía comprado su vestido de ‘Prom’, toga y birrete / foto: suministradas
Aunque la fiesta se canceló, su mamá decidió decorar la casa para celebrarla

Actitud positiva

Kaylee, aparte de ser una estudiante ejemplar, es muy consciente de la situación que el mundo está atravesando y trata de mantenerse positiva ante cualquier circunstancia y es así como está enfrentando la posibilidad de no tener una graduación convencional.

“Es triste, cuando me pongo a pensar en eso, pero tengo que mantenerme positiva. Si al final no tenemos una fiesta o una ceremonia de graduación va a ser lo mejor, por la situación que estamos viviendo ahora”, indica.

“Solo espero que en el verano podamos tener nuestra graduación, pero ahorita estoy tratando de mantenerme positiva al respecto”, agrega la joven que el próximo martes cumplirá 18 años.

Su madre no puede evitar emocionarse hasta las lágrimas cuando le dedica unas palabras a su hija.

“Creo que es triste, de saber que tú la viste trabajar duro todos los días [y saber que no habrá ceremonia] o no podérselo celebrar. Pero quiero que sepa que estoy orgullosísima de la jovencita en la que se está convirtiendo”.

Jessica y Kaylee van un día a la vez lidiando con la melancolía de imaginar esa noche gloriosa, pero su lema es que mientras la escuela no cancele las celebraciones, todo puede pasar.

“No tener noticias son buenas noticias, si no hemos escuchado todo cancelado es porque están buscando opciones para esta situación”, afirma Fernández.

Graduación pero en casa

Lissette Mandujano ya tiene su diploma de preparatoria en sus manos.

“Yo pensé que me iba a graduar con mis amigos, pero se siente bien tener mi diploma después de haber trabajado tanto para conseguirlo”, dijo la joven de 17 años que se graduó un año antes de lo previsto al completar dos años escolares en uno.

La directora de la preparatoria William J. Johnston llegó el pasado viernes a su casa en Wilmington para entregarle el ansiado certificado.

“La directora nos habló y nos dijo que venía a la casa a graduarla, ella sabía que Lissette tenía muchas ganas de eso”, contó la madre de la joven, Maite Mandujano.

“Para mí lo mas importante de todo es que haya obtenido su diploma, aunque hubiera sido bonito tener una graduación normal, pero si no se puede ni modo”.

Lissette Mandujano (c), junto a su familia, sostiene el diploma que le entregaron por culminar sus estudios.

Apadrina a un joven

Se han creado decenas de grupos en Facebook para apoyar a la promoción 2020, pero uno de los más populares es “Adopt a Senior”.

Una iniciativa donde los miembros apadrinan a un joven que está por graduarse y le mandan desde una tarjeta de felicitación hasta otros detalles como arreglos florales, pasteles, comida o cualquier regalo que pueda alegrar a los estudiantes.

El grupo fue creado hace dos semanas y ya tiene más de 65,000 miembros y continua exitosamente su misión de llevar felicidad a los futuros graduados.