La decisión de USCIS sobre ciudadanía y deportaciones

La agencia refuerza su lucha contra fraudes migratorios

La decisión de USCIS sobre ciudadanía y deportaciones
Un fraude migratorio puede ser motivo de retiro de ciudadanía.
Foto: uscis.gov

La oficina de Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) actualizó su Manual de Políticas sobre deportaciones con base en falsos reclamos de ciudadanía, algo que contempla la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA).

La dependencia informó que no será necesario demostra que un extranjero reclama falsamente ser ciudadano estadounidense para deportarlo si hay documentos que lo confirman.

Su decisión, indica la autoridad, se alinea con la determinación de la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA) Matter of Jun Yun ZHANG resuelta en 2019.

“La BIA sostuvo en esta decisión que no es necesario hacer reclamos falsos de ciudadanía estadounidense para hacer que un extranjero sea deportable”, indica. “El Manual de políticas también aplica la decisión de BIA al reclamo falso de inadmisibilidad de ciudadanía estadounidense, ya que es prácticamente idéntico al motivo de deportabilidad”.

Zhang, originario de China, obtuvo la ciudadanía con ayuda de un exfuncionario migratorio, a pesar de no aprobar las pruebas correspondientes, por lo que USCIS procedió a retirarle ese beneficio y un juez aprobó quitarle la ciudadanía, debido a que fue obtenida en forma incorrecta.

El inmigrante apeló ante la BIA, afirmando ser ciudadano estadounidense, pero se determinó que incluso tramitó un pasaporte con el certificado obtenido en irregular.

USCIS ha intensificado la vigilancia de procesos migratorios y de falsos reclamos, así como posible contubernios entre oficiales e inmigrantes para obtener irregularmente algún beneficio.

Los únicos casos donde hay excepciones a reclamos de ciudadanía es cuando un menor de 16 años ha vivido en el país y ha creído falsamente ser estadounidense, por lo que no aplicaría la inadmisibilidad, según la agencia.

La decisión de BIA no obliga al gobierno demostrar que un inmigrante reclamó falsamente la ciudadanía.