Retiran licencia a funeraria tras escándalo por cadáveres en camiones U-Haul en Nueva York

Las "acciones de la compañía fueron espantosas, irrespetuosas y completamente inaceptables"

Retiran licencia a funeraria tras escándalo por cadáveres en camiones U-Haul en Nueva York
Cuerpos almacenados en camiones de la cadena U-Haul
Foto: EFE

Autoridades de salud retiraron la licencia a la funeraria “Andrew T. Cleckley” de Brooklyn (NYC) y calificaron de “atroz” el escándalo de los cadáveres de presuntas víctimas de coronavirus almacenados en camiones de mudanza U-Haul y en el piso del negocio.

El comisionado estatal del Departamento de Salud (DOH), Dr. Howard Zucker, dijo que emitió la orden de suspensión luego de una investigación sobre los servicios funerarios de ese negocio en Flatlands.

NYPD fue alertada el miércoles de malos olores y líquidos que salían de los camiones U-Haul estacionados frente a la funeraria ubicada en 2037A Utica Ave.

Los policías encontraron docenas de cuerpos apilados en las áreas de carga no refrigeradas y más en el piso dentro del negocio, dijeron las fuentes.

Zucker dijo que las “acciones de la compañía fueron espantosas, irrespetuosas con las familias de los fallecidos y completamente inaceptables”.

“Entendemos la carga que enfrentan las funerarias durante este tiempo sin precedentes”, dijo Zucker, citado por New York Post. “Pero una crisis no es excusa para el tipo de comportamiento que presenciamos”.

La investigación continúa y es posible un castigo adicional que incluye multas, dijo el DOH.

U-Haul calificó el uso macabro de sus vehículos como “ilícito, atroz e inhumano”, y una fuente de la compañía le dijo a TMZ: “Nuestros camiones no se pueden alquilar para esta razón”.

Tamisha Covington, una de las clientes de la funeraria, se presentó el jueves en el sitio, alarmada por la noticia del hallazgo, pensando que su madre podría estar entre los cadáveres apilados, luego de haber pagado $15 mil dólares por su funeral.

Al conocerse la escandalosa noticia, el alcalde Bill de Blasio calificó la situación de “abominable”, pero afirmó que se trataba de un caso aislado y que la ciudad está lidiando adecuadamente con el gran número de fallecimientos por la COVID-19.