Demócratas avanzan con plan de ayuda económica para familias, trabajadores y pequeños negocios

Presionan a republicanos para aprobar apoyo extra contra crisis de coronavirus
Demócratas avanzan con plan de ayuda económica para familias, trabajadores y pequeños negocios
El condado de Riverside se une a la campaña Lime Green City Lights Activation.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

Al reconocer que la economía enfrenta un momento complicado por la pandemia de coronavirus, el líder de la miniría demócrata en el Senado, Chuck Schumer (Nueva York), apuntó que los congresistas de su partido elaboran un plan de ayuda que llegue a las familias, trabajadores y pequeños negocios.

“Hay muchas más personas, estadounidenses promedio, que necesitan el mismo tipo de ayuda, un mayor grado de ayuda, un tipo diferente de ayuda”, indicó Schumer.

Destactó que el plan debe enfocarse en los pequeños negocios y en una estrategia para aumentar las pruebas de COVID-19 a nivel nacional, aspectos que los senadores que él lidera, así como la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (California), incluirán en un proyecto que buscarán aprobar en el Congreso.

“Ha habido un gran apoyo en el Congreso para estabilizar los grandes mercados financieros”, apuntó. “Debemos hacer lo mismo, si no es que más, para ayudar a la gente promedio: trabajadores, familias”.

Criticó que las grandes empresas siempre reciban el mayor apoyo, a diferencia de un trabajador desempleado recientemente por la crisis que ha impactado a varias empresas.

La postura de Schumer se dio en el contexto de que mañana, la Oficina de Estadísticas Laborales publicará su informe mensual de empleos para abril.

Las proyecciones es que se perdieron más de 20 millones de empleos en el último mes. Este jueves se reportó que 3.16 millones de estadounidenses más solicitaron el seguro de desempleo.

“El informe preliminar de hoy sugiere que habrá más de 30 millones de estadounidenses recién desempleados en las últimas siete semanas”, agregó. Eso signfica que una de cada diez personas ya no tiene trabajo. “Millones de trabajadores, por causas ajenas a su voluntad, son despedidos y pierden sus cheques de pago; están preocupados por mantener sus hogares, alimentar a sus hijos y acceder a la atención médica”.

Aunque el Gobierno federal avanza con su plan de reapertura del país, Schumer consideró que la crisis no termina con un “chasquido de dedos”.

Criticó a los líderes republicanos, como el senador de la mayoría Mitch McConnell, quien ha desestimado la importancia de una nueva ayuda para las familias.

El respondido ha recibido llamadas para facilitar fondos a los estados que permitan evitar una mayor crisis, pero él considera que el Congreso no debería enfocarse en eso, sino “hacer una pausa”.

“Haremos una pausa aquí, haremos un buen trabajo al evaluar lo que ya hemos hecho”, dijo.

Es posible que los planes de los demócratas avancen en la Cámara, donde son mayoría, pero en el Senado podría ser bloqueados por los republicanos.

Una buena noticia para los demócratas es que el presidente Donald Trump está abierto a una segunda ronda de estímulos, pero deberá convencer a McConnell de ello.

Una encuesta Money / Morning Consult señala que aproximadamente el 74% espera que su cheque dure un mes o menos, aunque un 22% afirmó haber gastado su Pago de Impacto Económico enviado por IRS, aunque hay miles de familias que no lo han recibido.

Actualmente hay tres proyectos de ley en el Congreso, incluyendo el del demócrata Tim Ryan (Ohio) que busca otorgar un pago de $2,000 dólares mensuales por persona o $4,000 por pareja, así como $500 adicionales por cada dependiente o menor de edad durante seis meses.

El senador republicano Josh Hawley (Missouri) propuso la Ley de Regreso al Trabajo de EEUU, que ayudaróa a las empresas a cubrir hasta el 80% de los costos de nómina.

Otra ayuda propuesta es impulsada por la demócrata Ilhan Omar (Minnesota), enfocada a la cancelación de alquileres e hipotecas durante un año sin afectar su historial crediticio.

Se espera que la próxima semana haya una fuerte discusión sobre estos proyectos y, quizá, la Cámara apruebe un plan ya calificado como “Ley CARES 2”, para enviarlo al Senado.