Doblemente víctimas del virus, los latinos demandan equidad en las ayudas con las que mantenerse a flote

Las encuestas revelan que millones tienen problemas con las necesidades más básicas

Más del 80% de los latinos quieren que las ayudas del Estado lleguen a todas las familias inmigrantes./Getty Images
Más del 80% de los latinos quieren que las ayudas del Estado lleguen a todas las familias inmigrantes./Getty Images
Foto: Getty Images

La comunidad latina es la que más sufriendo la doble crisis del coronavirus.

Por un lado la de la salud, porque junto con los negros son los que más están padeciendo la enfermedad, y por otro la económica. El virus no ha distinguido origen ni status migratorios pero Washington si lo ha hecho a la hora de decidir a quién ayudar, algo que ha convertido a esta minoría en doblemente víctima debido a su mayor vulnerabilidad.

Ahora, mientras se debate en el Congreso el HEROES Act –un nuevo y masivo estímulo fiscal–, demandan un trato más equitativo por parte de los cargos electos que el recibido por el CARES Act.

En una encuesta cerrada hace apenas unos días por Latino Decisions para las organizaciones SOMOS y Unidos US el 91% de ellos piden que se amplíe el seguro de desempleo para que todos los que pierdan el trabajo puedan recibir beneficios y el 88% quieren que haya un segundo cheque de estímulo con pagos máximos de $1,200 por contribuyente adulto y $500 por niño.

Y esta vez que no se quede nadie fuera. El 85% quiere que indocumentados que trabajan fuera de sus casas, son esenciales o pagan impuestos con ITIN también los reciban.

La alternativa es muy negativa porque como decía el miércoles Henry Muñoz, cofundador de SOMOS healthcare, “hace un mes que estamos en la fase de la recuperación y nuestras comunidades están reportando aún tener importante problemas con necesidades básicas”. Este responsable de una red de médicos comunitarios de NYC, explicaba que la situación que revela la enfermedad confirma unas “desigualdades sistémicas”.

Y se refleja en la encuesta.

El 50% de los consultados a nivel nacional revela que ha tenido problemas para poner comida en sus mesas o comprar medicinas. La situación es peor en estados como Texas, Arizona y Nueva York y Nueva Jersey. Mas de un tercio ha perdido su empleo y el 46% han visto como se les recortaban las horas de trabajo.

Cuatro de cada 10 latinos tienen problemas para pagar la renta o la hipoteca, el 32% tiene problemas en la solicitud de los beneficios de desempleo y uno de cada cinco ha tenido una fuerte rebaja de sus ingresos como empresario o ha tenido que cerrar su empresa.

En una crisis de salud, el 24% ha perdido su seguro de salud además del empleo.

Estas son las cifras de la crisis y de las exclusiones del CARES Act.

Según la encuesta, millones no han recibido nada, entre ellos casi la mitad de los hogares en los que no se ganan más de $25,000 anuales y el 31% de los latinos nacidos en EEUU.

Los hijos o familiares de un no documentado pero contribuyente (con ITIN) no han recibido ni un dólar, como tampoco lo han hecho el 45% de los inmigrantes de esta comunidad.

Quienes lo han recibido, dada la extensión de la pandemia, creen que el dinero no es suficiente y que se necesitará más para los siguientes meses.

Esta comunidad también está viendo caer las empresas que han puesto en marcha. El 45% de los pequeños empresarios latinos y negros creen que van a cerrar en seis meses según la encuesta de Global Strategy para Color of Change y Unidos US. La banca también les ha dejado de lado y los créditos PPP han llegado con cuentagotas y en bajas cantidades.

“Estamos hablando de grandes porcentajes de latinos reportando que tienen problemas para comprar comida y medicinas”, lamentaba Muñoz sobre la situación de una minoría que supone el 13% de los votantes en el país. “Cuando se tiene un programa de estímulo que deja a más del 30% de los miembros de nuestra comunidad fuera, no es sorprendente que se sientan excluidos. Por eso apoyamos rotundamente el Heroes Act y ponemos nuestra confianza en el apoyo de sistemas locales y doctores comunitarios”.

“La pandemia del coronavirus está devastando a familias latinas y los datos confirman lo que vemos en nuestras comunidades”, explicaba el congresista Joaquin Castro que el miércoles participó en la presentación de estos datos. El HEROES Act que patrocina su partido y contempla el pago de ayudas a contribuyentes indocumentados, “es un paso adelante en la dirección correcta para asegurar que todas las familias trabajadoras contribuyentes reciben ayuda económica”.

Casto no dejó de recordar que este paquete necesita la aprobación por el Senado donde la mayoría es republicana y opuesta a buena parte de esta legislación.

La escuela quita el sueño

Pagar la renta es una preocupación grave del 68% de los latinos consultados por Latino Decisions. El 64% también pierde el sueño por perder el trabajo y similar porcentaje se preocupa por quedarse sin seguro médico. Pero lo que tiene inquietas a mas familias es que sus hijos se queden atrás en los estudios.

Este sería el tema del que estarían hablando padres, abuelos, tíos, primos y vecinos si pudieran reunirse porque es lo que preocupa al 81% de los latinos.

La educación es un paso crucial en la movilidad social y muchos jóvenes que están acabando este año sus estudios son la primera generación de familias que acuden a la Universidad. Llegar a las puertas de esta y conseguir el título es una de las tareas en las que había habido avances. Pero la llegada del virus y las clases a distancia con menor apoyo de maestros está dejando muchas noches en blanco a unas familias a las que se les unen las preocupaciones diarias con la incertidumbre sobre sus sueños.

El pulso es débil

La Oficina del Censo ha tomado el pulso de los americanos, todos, y estas son algunas de las conclusiones.

10%

De los adultos no han tenido suficiente comida en algunas ocasiones o muchas veces.

$196

A la semana es lo que se gastan como media a la semana los americanos comprando comidas en las tiendas o en Internet.

4 de cada 10

Adultos dicen que en las últimas cuatro semanas han retrasado ir al médico por la pandemia. 

10.7% 

No pueden pagar el alquiler o la hipoteca a tiempo y un 3.2% han retrasado estos pagos.

21.3% 

No confía en poder pagar la renta o hipoteca a tiempo el mes que viene.

18.6%

De los adultos reportan sentirse alicaídos emocionalmente durante la mitad o más de los días de la semana