COVID-19: prueban vacuna en 10,000 voluntarios en el Reino Unido

Lo último sobre COVID-19

Una vacuna experimental para COVID-19 en desarrollo en el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, alcanzó un hito el viernes 22 de mayo, y los investigadores anunciaron etapas avanzadas de ensayos en humanos.

Se probará en 10,260 voluntarios en todo el Reino Unido para determinar qué tan efectiva es para prevenir la infección por coronavirus, dijo la universidad en un comunicado. 

Si tiene éxito, podría estar en el mercado a principios de septiembre, según el fabricante de medicamentos británico-sueco AstraZeneca, que se asoció con la universidad en abril para fabricar y distribuir la vacuna.

El Instituto Jenner de la casa académica ya había probado una vacuna contra otro coronavirus a principios de 2019, demostrando que era segura para los humanos.

Esta base de investigación les ha servido a los científicos de Oxford como una plataforma para investigar una nueva versión que prevenga el  coronavirus que surgió en Wuhan, China, en diciembre del año pasado.

Pruebas en monos macacos han comprobado su seguridad y eficacia. Esto no significa que será igual para las personas. Pero es un avance que hay que contar.

Oxford ya solicitó a los gobiernos que, de comprobarse la eficacia y seguridad, se otorgue una aprobación de emergencia. Los investigadores de la universidad creen que podrían tener unos pocos millones de dosis de la vacuna disponibles para septiembre.

Aeropuertos toman la temperatura

Aeropuertos alrededor del mundo están implementando tecnologías para tomarle la temperatura a viajeros y personal, en un esfuerzo por reducir la propagación del coronavirus.

Una de las más novedosas es la del aeropuerto de Heathrow en Londres. La tecnología bajo prueba “utiliza sistemas de detección de cámaras capaces de monitorear las temperaturas de varias personas que se mueven por el aeropuerto”, dijo el CEO de Heathrow en un comunicado.

Mientras tanto, Brasil registró el 20 de mayo, el mayor número de casos de COVID-19 en un solo día: 20,000. Es el tercer país a nivel mundial con más casos, por debajo de los Estados Unidos y Rusia.

No habría reinfecciones

Un nuevo estudio realizado en Corea del Sur, comprobó que las personas que tuvieron COVID-19 y, luego de recuperarse, volvieron a dar positivo, no acarreaban una carga viral capaz de infectar.

Esto significaría que quedan trazos del virus en el cuerpo, pero no una reinfección.

La investigación se llevó a cabo con 284 pacientes que habían dado positivo para COVID meses antes. Luego se hizo un seguimiento de este grupo de personas, con pruebas de anticuerpos y para COVID, y se analizó su red de personas con las que habían estado en contacto.

No se comprobó ninguna infección nueva a partir del grupo, y ellos mismos no cayeron enfermos de nuevo. 

Oficiales de salud de Wuhan, en China, donde se originó el brote del nuevo coronavirus, dijeron que han llegado a un nivel de testeo de 1 millón de personas por semana.

Por su parte, líderes de los países europeos han llegado a un acuerdo para comenzar gradualmente a abrir las fronteras.

En medio de los crecientes pedidos de una investigación independiente sobre la nueva pandemia de coronavirus, el presidente chino, Xi Jinping, dijo a la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud que apoya una revisión internacional dirigida por la OMS, una vez que finalice la emergencia de salud.

Cien países apoyan esta investigación independiente, que buscaría determinar datos como origen del brote, expansión, políticas de salud pública. etc.

Mientras tanto en Latinoamérica, desde la Ciudad de México hasta Lima, autoridades luchan por hacer cumplir el distanciamiento social y las medidas sanitarias en los mercados mayoristas y minoristas, que son pilares de las economías locales.

En Santa Anita, un popular mercado de Lima, el 90% de los vendedores dio positivo para COVID-19. El presidente de Perú, Martín Vizcarra, dijo que los comerciantes infectados serían reemplazados, pero el mandatario agregó que no cerraría el mercado de frutas, argumentando que tal medida podría crear escasez de alimentos. 

Soldados y policías fueron desplegados en el mercado para tomar la temperatura de todos los comerciantes y clientes.

En los Estados Unidos

Al 22 de mayo, los 50 estados ya habían determinado la apertura de la economía, con distintos niveles de restricciones. El único que abrió 100% fue Alaska.

Expertos todavía alertan sobre una posible segunda oleada de infecciones por reaperturas apresuradas.

Las universidades parecen tener opiniones diametralmente opuestas a la hora de definir sus planes para el otoño

La Universidad de Notre Dame, en Indiana, se convirtió en una de las primeras en el país en anunciar planes detallados para traer de regreso a los estudiantes. 

Autoridades académicas dijeron que implementarían un régimen de pruebas y rastreo de contactos, establecería protocolos de cuarentena y aislamiento, y exigiría a los estudiantes que mantengan el social. distanciamiento y el uso de máscaras en público.

En la otra vereda, el Sistema de la Universidad Estatal de California, mantendrá sus 23 campus en gran parte cerrados y enseñará a casi medio millón de estudiantes de forma remota. 

La mayoría de las otras universidades han dicho que planean reabrir en el otoño, pero aún no han anunciado planes específicos.

En cuanto a los sistemas escolares de enseñanza primaria, media y secundaria, la decisión está más librada a los condados, y a la tasa de casos, hospitalizaciones y muertes por COVID-19 que tengan en estos próximos meses.

Algunos ya están evaluando un tipo de enseñanza mixta, con parte de los días presenciales y parte con instrucción a distancia.

La farmacéutica Moderna dijo el lunes 18 de mayo que la primera vacuna contra el coronavirus que se probó en personas pareció mostrarse segura y capaz de estimular una respuesta inmune contra el virus.

Hay que tener en claro, sin embargo, que estos hallazgos son preliminares y se basan en los resultados de las primeras ocho personas que recibieron dos dosis de la vacuna experimental desde marzo.

Esas personas, voluntarios sanos de entre 18 y 55 años en los Estados Unidos, produjeron anticuerpos que luego se probaron en células humanas en el laboratorio y pudieron detener la replicación del virus, el requisito clave para que una vacuna efectiva. 

Dos grupos de edad más, de 55 a 70 años, y de 71 años en adelante, se están inscribiendo para comenzar pronto a probar esta vacuna.

Johns Hopkins University creó un mapa de casos , casi en tiempo real, que también puedes ver y seguir aquí:

Qué son los coronavirus

Los coronavirus (CoV) son una amplia familia de virus que pueden causar diversas afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como ocurre con el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el que ocasiona el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV). Un nuevo coronavirus es una nueva cepa de coronavirus que no se había encontrado antes en el ser humano.

Cómo se contrae el coronavirus

Los coronavirus se pueden contagiar de los animales a las personas (llamada transmisión zoonótica). Estudios comprobaron que el SRAS-CoV se transmitió de la civeta al ser humano y que se ha producido transmisión del MERS-CoV del dromedario al ser humano. Además, se sabe que hay otros coronavirus circulando entre animales, que todavía no han infectado al ser humano.

Síntomas característicos

Esas infecciones suelen causar fiebre y síntomas respiratorios (tos y disnea o dificultad para respirar). En los casos más graves, pueden causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e, incluso, la muerte.

También dolor de cabeza y pérdida del gusto y el olfato.

Cómo prevenir el contagio

Las recomendaciones habituales para no propagar la infección son lavarse las manos con frecuencia y cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar (con el brazo, no con la mano). Se deben utilizar máscaras, especialmente en lugares cerrados. También se debe evitar el contacto cercano con cualquier persona que presente signos de afección respiratoria, como tos o estornudos. Cumplir con el “distanciemiento social” y permanecer en casa el mayor tiempo posible.

Fuentes: OMS, CDC, National Health Commission of China, Johns Hopkins.