Puedes pagar la renta y la hipoteca con la tarjeta de débito que envía el Gobierno con dinero de estímulo

Esta semana, las autoridades federales iniciaron el envío de EIP Cards en lugar de cheques en papel

Puedes pagar la renta y la hipoteca con la tarjeta de débito que envía el Gobierno con dinero de estímulo
Un edificio de apartamentos en Nueva York.
Foto: shutterstock
Guia de Regalos

Aparte de compras en tiendas y por internet, la tarjeta de débito prepagada que empezó a enviar el Gobierno de Estados Unidos con la ayuda de estímulo económico puede usarse directamente para el pago de renta de vivienda o de hipotecas.

La página web que detalla las características y el alcance de la nueva EIP Card que distribuye el Departamento del Tesoro especifica que la nueva forma de pago en plástico facilita los procesos para que inquilinos puedan cumplir con estas obligaciones.

Tres puntos a considerar sobre esta opción:

  • El beneficiario puede pagar el alquiler o la hipoteca con la tarjeta, siempre y cuando, el casero o la compañía hipotecaria acepte pagos de Visa Debit Card.
  • En caso de que el propietario acepte ese tipo de pago, necesitará ingresar la información de la tarjeta como lo determine el recipiente para completar la transacción.
  • También puede pagar mediante cheques (Money Network Check), sin imposición de cargos, utilizando los fondos de la tarjeta.

Esta semana, las autoridades federales iniciaron el envío de EIP Cards en lugar de cheques en papel con la ayuda que distribuye el Gobierno tras la aprobación de la Ley CARES. La medida busca agilizar los procesos y facilitar la disposición de los fondos por parte de los beneficiarios.

Al menos 4 millones de estadounidenses deberían estar recibiendo el dinero en plástico a sus correos.

Los fondos electrónicos están siendo distribuidos a individuos elegibles de los que el Servicio de Rentas Internas (IRS) no tiene información bancaria disponible; y a contribuyentes cuya presentación de impuestos fue procesada por el Centro de Servicio de IRS en Andover y Austin, en Texas.

Desde que el impacto de la pandemia por coronavirus azotó Estados Unidos, decenas de individuos y familias se han visto imposibilitadas de cumplir con la obligación del pago de renta o enfrentan retrasos, ya que muchos han perdido sus empleos o se han visto imposibilitados de laborar debido a la emergencia.

En algunos estados como Nueva York, las autoridades gubernamentales han impuesto moratorias en los pagos, lo que no significa una cancelación.

A principios de mes, el gobernador Andrew Cuomo extendió el periodo de gracia por dos meses en un intento para evitar desalojos.

El gobernador había emitido en marzo una prórroga que vencía en junio, pero la extendió hasta el 20 de agosto para reducir la ansiedad de las familias afectadas por los efectos colaterales económicos de la emergencia sanitaria.

El pasado 1 mayo cuando reinicia el conteo para el pago mensual de renta, decenas de usuarios de redes y en las calles protestaron para exigir la cancelación total del pago de alquiler mientras dure la emergencia.