Lake Burrito, el restaurante mexicano a punto de la quiebra, rescatado por la competencia y por todo un vecindario

"Nosotros no tenemos clientes, tenemos verdaderos amigos”

Los hermanos Retana abrieron su negocio hace una década.
Los hermanos Retana abrieron su negocio hace una década.
Foto: Joshua Blanchard / Getty Images

Un restaurante mexicano, encabezado por tres hermanos, estuvo a punto de ir a la quiebra debido a la crisis provocada por el coronavirus, pero gracias a los vecinos y varios establecimientos, recibieron el apoyo necesario para reabir.

La semana pasada cientos de publicaciones fueron compartidas en Facebook para apoyar al restaurante Lake Burrito del condado de Forsyth en Georgia. Los mensajes señalaban que el negocio estaba luchando por sobrevivir, después de que sus propietarios tuvieron que despedir a todos los empleados.

Relacionado: Uno de cada cuatro restaurantes en Estados Unidos no volverá a abrir, según un informe de OpenTable.

Los hermanos París, Mildred y Alicia Retana explicaron al sitio 11alive.com que no contaban con los suficientes recursos para cubrir los gastos mínimos para continuar funcionando por lo que decidieron cerrar de forma definitiva.

Sin embargo,  algo inesperado sucedió cuando Steve Hertsock, el propietario de otro restaurante de la zona llamado Socks Love Barbecue, se enteró de la difícil situación que estaba viviendo Lake Burrito quien, a pesar de no conocer a la familia Retana, decidió publicar un video en  redes sociales solicitando a sus clientes y seguidores que consumieran los menús de su competencia además de ofrecer  las ganancias de su restaurante de todo un día para donarlo al negocio que estaba a punto de morir.

La convocatoria de redes sociales funcionó y cientos de vecinos acudieron para hacer pedidos y apoyar al restaurante. Community Cup, una cafetería local, también se unió al reto de apoyar al negocio de los hermanos Retana.

El viernes Lake Burrito abrió y en el estacionamiento había una gran cantidad de clientes esperando su turno. El negocio vendió toda la comida antes de las 2 de la tarde, dijo Paris Retana.

Relacionado: Maniquíes y muñecos inflables, la propuesta de dos restaurantes para respetar el distanciamiento social y evitar el coronavirus

Gracias al apoyo de la comunidad, los hermanos Retana pudieron traer de vuelta a varios de sus empleados y ahora esperan que durante las próximas semanas el apoyo pueda continuar.

“Ha sido una experiencia increíble. Nosotros no tenemos clientes, tenemos verdaderos amigos”, dijo Retana a 11Alive.com.

Un estudio de la plataforma OpenTable desarrollado a mediados de Mayo, señala que uno de cada cuatro restaurantes en el país no sobrevivirá a la crisis de coronavirus.

También te interesará: