4 recetas de ensaladas fáciles, nutritivas y ricas en fibra

Integrar el consumo de ensaladas como parte de tu alimentación diaria, es una de las mejores recomendaciones para mejorar el funcionamiento digestivo e intestinal. A la vez su extraordinario contenido en fibra se asocia con una larga lista de beneficios

Las ensaladas son el complemento perfecto para comer más frutas, verduras, semillas, legumbres y frutos secos.
Las ensaladas son el complemento perfecto para comer más frutas, verduras, semillas, legumbres y frutos secos.
Foto: Kaboompics / Pexels

Las ensaladas pueden ser un platillo principal de lo más completo, saciante y nutritivo, siempre y cuando sepamos integrar los alimentos más saludables y sobre todo que se destaquen por su contenido en fibra. Integrar una rica y variada ensalada como una de las comidas principales del día es un hábito alimenticio que sólo traerá beneficios para tu salud; en principio por que es una de las mejores maneras de aumentar el consumo de frutas y verduras, se relacionan con beneficios para el sistema digestivo, regulan la función intestinal y son un grandioso remedio para combatir el estreñimiento y aumentar los niveles de hidratación. A la vez su contenido en fibra se relaciona con efectos positivos para regular los altos niveles de colesterol y glucosa en sangre, es por ello que son un buen alimento para prevenir y combatir las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. 

Una de las más grandes bondades de las ensaladas radica en que se trata de un platillo sumamente versátil, colorido y lleno de nutrientes. Es muy fácil prepararlas en casa y crear nuevas recetas integrando nuestros ingredientes favoritos, con estás deliciosas y facilísimas recetas las ensaladas se volverán uno de los platillos principales en tu menú semanal. 

1. Fresca ensalada de manzana

Las ensaladas no tienen por qué ser aburridas, existen algunas combinaciones que resultan la combinación perfecta en sabor y nutrición. Tal es el caso de esta receta de ensalada de manzana, una vez que la pruebes sin dudas se volverá parte de tus ensaladas caseras favoritas. Es una receta muy fácil y de lo más rica en fibra gracias a su contenido en manzana, lechuga, pasas y apio, tiene la gran virtud de brindar energía de calidad y grasas saludables por su contenido en nuez, su aderezo de yogurt es perfecto gracias a su contenido en calcio. 

2. Ensalada de lentejas

Cuando se trata de fibra, las legumbres encabezan la lista de los alimentos que más la contienen como es el caso de las lentejas. Si normalmente estás acostumbrado a comerlas en sopa o guisados, integrarlas en las ensaladas como fuente principal de proteínas vegetales y fibras es un verdadero acierto nutricional. Gracias a su inmensa versatilidad se combinan a la perfección con el resto de los vegetales de gran poder medicinal; como es el caso de la espinaca y su extraordinario contenido en hierro, la inmensa riqueza en vitaminas y minerales del betabel y la lechuga, el toque final perfecto es el aderezo de finas hierbas con miel.

3. Ensalada cítrica con tocino

Probablemente esta sea una de las recetas de ensalada más deliciosas que existen, la combinación de sabores es perfecta y equilibrada. Su contenido en naranjas es un gran aliado nutricional en gran parte por su contenido en vitamina C, antioxidantes y fibra, que le confieren grandes beneficios digestivos, fortalecen al sistema inmunológico, regulan el colesterol y tienen efectos desintoxicantes. Por su parte los arándanos no se quedan atrás, también son una magnífica fuente de antioxidantes y le confieren grandes beneficios antiinflamatorios. El toque de tocino es irresistible y es el aporte perfecto en proteínas, si deseas hacer una versión más saludable puedes omitir el uso de queso crema.

4. Ensalada mixta con ejotes, papa, frijoles y más

Una de las cualidades más increíbles de las ensaladas radica en su inmensa versatilidad que se presta a crear todo tipo de combinaciones que no sólo resultan de lo más coloridas y atractivas visualmente, son un cóctel de nutrientes. Esta receta de ensalada mixta es un claro ejemplo ya que resulta una opción generosa, saciante y de lo más nutritiva, a tal grado que no es necesario que contenga alguna proteína animal. Los ejotes son una bomba de antioxidantes, vitamina A y betacarotenos, son bajos en calorías y crujientes, por su parte las papas son una buena fuente de carbohidratos complejos que nos llenan de energía y nutrientes esenciales, los frijoles son la mejor fuente de proteína y fibra vegetal y por su parte el pepino le confiere grandes beneficios diuréticos e hidratantes.