3 ideas de sopas frías de verano: Nutritivas, bajas en calorías y suben las defensas

Las sopas también pueden ser un extraordinario platillo para la temporada de calor, son fáciles de elaborar, económicas, nutritivas y ligeras. A la vez se caracterizan por sus beneficios medicinales al hidratar al organismo y combatir la inflamación

Las sopas frías son un buen aliado para aumentar los niveles de hidratación.
Las sopas frías son un buen aliado para aumentar los niveles de hidratación.
Foto: VV Supremo

Inicia la temporada de calor y el organismo de manera natural nos pide comidas más frescas y ligeras. Con los cambios de estaciones como es el caso del inicio del verano que típicamente se presenta con un aumento en la temperatura ambiental, de manera natural el cuerpo busca liberarse del calor principalmente a través del sudor, aunque también suele hacerlo mediante funciones como la respiración y el incremento del ritmo cardíaco. 

Para hacer frente al calor el cuerpo aumenta sus requerimientos de hidratación es por ello que las sopas frías son una extraordinaria alternativa para reconfortar al organismo ya que ayudan a regular la temperatura corporal, brindan hidratación y nutrición. Son un buen aliado para aumentar el consumo de frutas y verduras y tienen la peculiaridad de elaborarse con ingredientes terapéuticos que se destacan por su rica composición en agua, antioxidantes, vitaminas y minerales.

1. Gazpacho con sandía

El gazpacho es una de las recetas más representativas de la cocina española y la reina de las sopas frías, se elabora con varios ingredientes característicos de la dieta mediterránea como el aceite de oliva, vinagre, agua, pan, hortalizas crudas, generalmente tomates, pepinos, pimientos, cebollas y ajo. Esta receta se volverá de tus favoritos del verano es refrescante y rica en nutrientes, lo mejor de todo es que tiene un toque diferente y auténtico gracias a su contenido en sandía, una de las frutas más frescas del verano.

2. Crema de brócoli con leche de coco

Una de las grandes cualidades del brócoli se debe a su alto contenido en antioxidantes, en conjunto con su riqueza en vitaminas y minerales es considerado uno de las verduras más nutritivas que existen. Normalmente estamos acostumbrados a consumirlo el brócoli principalmente en sopas calientes, sin embargo esta crema con leche de coco es saciante, cremosita y nutritiva. Ayuda al organismo a mantenerse hidratado y lo reconforta ante la pérdida de líquidos causada por el calor, gracias a su riqueza en vitamina A, C, B1, B2, B6 y minerales como el calcio, potasio, fósforo, hierro, yodo, zinc, cobre y manganeso. También se trata de una receta baja en calorías, que promueve la depuración del organismo sobre todo ayuda a combatir la retención de líquidos e inflamación condiciones que se presentan muy típicamente con el aumento de temperatura.

3. Sopa fría de espárragos

Los espárragos pertenecen a la lista de los vegetales más representativos de la primavera y verano, las estaciones de calor del año. Son tan populares en estás temporadas gracias a su frescura, son deliciosos y versátiles, entre sus grandes cualidades nutricionales se destacan por su poder antioxidante y su alto contenido en vitamina A, C, E y K, son ricos en oligoelementos, fibra y ácido fólico. Son muy ligeros, lo mismo sucede con su aporte en calorías que es bajísimo, es por ello que entre sus más famosas propiedades se destacan por sus beneficios diuréticos que combaten la hinchazón que causa el calor.