Diferencias entre chorizo y longaniza

La principal diferencia es que la longaniza es más delgada y no se amarra en segmentos como el chorizo
Diferencias entre chorizo y longaniza
Chrorizo Oaxaqueño
Foto: Slevinr / Creative Commons

Tanto el chorizo y la longaniza son dos embutidos de carne de cerdo preparada dentro de una tripas de cerdo (intestino delgado) que se lavan, se inflan, se tienden y se dejan secar al sol; después se remojan para hacerlas suaves y se rellenan con la carne.

El chorizo y la longaniza llegaron a América provenientes de España, se hicieron populares en México durante la Colonia, y su preparación sufrió modificaciones que las hacen diferentes a las de su lugar de origen.

La principal diferencia es que la longaniza es más delgada y no se amarra en segmentos como el chorizo, y no solo eso, saben diferente, lo cual depende del tipo de carne y condimentos.

Un chorizo de calidad se prepara con lomo de cerdo, mientras que la longaniza puede ser de pierna o lomo de cerdo molido, carne maciza o espaldilla, dependiendo del lugar, se prefiere cierta carne y determinados condimentos.

En el Estado de México se cree que la longaniza es de menor calidad porque se utiliza espaldilla, a la que se le añade más de 15% de grasa o unto y menos condimento que al chorizo. Mientras que en otros estados la carne no es de inferior calidad al chorizo y se utiliza achiote para dar color a la longaniza. Explica el Diccionario Gastronómico Larousse.

Longaniza

Foto: Carliitaeliza/Creative Commons

Su nombre proviene del latín vulgar lucanicia, como se llamaba a las salchichas de Lucania en Italia, del adjetivo longum, que significa largo.

La longaniza se elabora con carne de cerdo que se macera en adobo por lo menos una noche, se rellena la tripa y se vuelve a colgar para secarlas y en ocasiones ahumarla a fuego lento de leña.

En Guerrero se condimenta con chile guajillo, vinagre, laurel, clavo y sal; en Veracruz con chile ancho, ajo, comino, orégano, sal y vinagre; en Yucatán con achiote, pimientas negra y gorda, clavo, orégano, sal, cebolla y ajo finamente picados y así continúan las variantes regionales.

Es ideal como botana, en antojitos, guisada con frijoles o el clásico huevo con longaniza.

Chorizo

La diferencia entre el chorizo español y el chorizo mexicano es que este último lleva chile entre sus ingredientes.

Los chorizos mexicanos son de textura suave, la mayoría de las veces no se ahúman no se comen en rebanadas como los chorizos españoles, porque no son tan duros y no se guardan por periodos prolongados.

El término chorizo de primera se refiere a un chorizo de buena calidad; la diferencia de precios recae generalmente en la calidad y la cantidad de carne que contenga el embutido.

 La carne de cerdo se pica finamente, se mezcla con algo de unto, especias, chiles molidos y vinagre. Se deja reposar y luego se embute. De la misma manera que la longaniza, algunas especias varían de acuerdo a la región, lo que hace que cambie de tamaño, sabor y color.

El chorizo toluqueño, por ejemplo, lleva chile ancho, chile guajillo, semillas de cilantro, pimienta negra, clavo, vinagre, pimentón, ajo, nuez moscada y jengibre; puede llevar chile pasilla, pimienta gorda, orégano, comino, pimienta, canela y sal de nitro como conservador.

Otro de los más famosos chorizos es el chorizo verde.

Chorizo verde de Toluca. Foto: El Mono Español/Creative Commons
  • ¿Cómo toma ese color el chorizo verde de Toluca?