Video de seguridad muestra a la soldado Vanessa Guillén antes de su desaparición el 22 de abril

La joven de 20 años y de origen mexicano luce inquieta y desanimada en estas imágenes

Video de seguridad muestra a la soldado Vanessa Guillén antes de su desaparición el 22 de abril
Vanessa Guillén tiene 20 años.
Foto: Find Vanessa Guillen / Cortesía

En lo que podrían ser las últimas imágenes captadas de la soldado Vanessa Guillén antes de ser reportada desaparecida el 22 de abril, se aprecia a la joven de origen mexicano en una taquería en Killeen, Texas.

Los visuales fueron captados por las cámaras de seguridad de la “Taquería México”, donde la muchacha acudió a comprar comida.

La joven de 20 años llegó en una camioneta blanca tipo Jeep al establecimiento, el 15 de abril, una semana antes de que se le perdiera el rastro en la base militar de Fort Hood.

En el video suministrado a Telemundo, Guillén luce desanimada e inquieta y se mueve de un lado a otro, la mayoría del tiempo mirando su celular.

Aunque la empleada del lugar llega con la orden pocos minutos después de la llegada de la joven, ésta permanece distraída con su teléfono.

Tras regresar al automóvil, permanece unos 2 minutos en su interior hasta que se marcha.

La grabación de vigilancia es la única conocida hasta el momento que evidencia parte de los movimientos de la militar antes de su desaparición.

El propietario del restaurante Jaime Moreno dijo a Telemundo que aunque las autoridades acudieron a su local para requerir el suministro del material, al momento, no han regresado para llevarse la grabación.

“Le hablamos de que ya estaba listo por si querían venir a verlo, pero no vinieron”, dijo Moreno a la cadena.

Los familiares de Vanessa responsabilizan a los encargados de la base de su desaparición, a pesar de que varias unidades del Ejército y hasta el FBI participan de la investigación.

El clamor de parientes y conocidos de la joven ha llegado al punto de las protestas en el exterior del espacio militar con un llamado para que se esclarezca el caso.

“No vamos a descansar hasta que nos entreguen a la niña. Ellos la tienen y me la tienen que entregar. Ellos son responsables. Yo los culpo a ellos porque son responsables de la niña. Era su responsabilidad cuidarla, protegerla y no lo hicieron”, planteó Gloria Guillén, la madre de Vanessa en una de las manifestaciones esta semana.

Previamente, la progenitora dijo al mismo medio que su hija le confesó, antes de la desaparición, que estaba siendo acosada sexualmente por un sargento.