Caso Vanessa Guillén: desgarradora confesión de exsoldado sobre acoso sexual y abusos en Fort Hood

"Yo personalmente fui atacada y acosada sexualmente por mis superiores al punto que me mordieron en medio de un altercado. Yo he sido amenazada, disminuida, humillada, intimidada, abusada mental y emocionalmente por las mismas personas que se supone que me enseñaran y me llevaran a ser una gran soldado", relata Karina Rojas en una publicación en Facebook
Caso Vanessa Guillén: desgarradora confesión de exsoldado sobre acoso sexual y abusos en Fort Hood
Vanessa Guillén desapareció mientras se encontraba en la base militar Fort Hood.
Foto: Facebook / Find Vanessa Guillen / Cortesía

Una exsoldado de la base militar Fort Hood en Texas en la que desapareció hace casi dos meses Vanessa Guillén dijo que llegó a ser mordida en medio de incidentes de acoso y agresión sexual que sufrió por parte de superiores.

Como una manera de solidarizarse con el llamado para esclarecer el caso de Guillén, Karina Rojas compartió una publicación en Facebook en la que relata el “infierno” que sufrió mientras estuvo destacada en el espacio militar.

“Yo y muchas mujeres en el Ejército se pueden familiarizar contigo y por lo que has pasado puesto que yo tuve que enfrentar una situación similar mientras estuve destacada en Fort Hood como estabas tú”, inicia el mensaje de Rojas publicado este viernes en la red social.

“Yo personalmente fui atacada y acosada sexualmente por mis superiores al punto que me mordieron en medio de un altercado. Yo he sido amenazada, disminuida, humillada, intimidada, abusada mental y emocionalmente por las mismas personas que se supone que me enseñaran y me llevaran a ser una gran soldado”, destaca la joven que en la publicación incluye una foto suya junto a la de Guillén, ambas vestidas con el uniforme militar.

I, like many women in the military can relate to you and what you have been through as I myself have been through a…

Posted by Karina Rojas on Friday, June 19, 2020

La joven procede a relatar cómo los procedimientos al interior de la base le destruyeron el sueño de su vida.

“Yo he soñado con ser militar toda la vida. Yo quería seguir los pasos de muchos de los miembros de mi familia y servir a este gran país en el que nací como ellos hicieron por mí. Mis sueños se volvieron pesadillas y rápidamente me vi alejándome de mi familia y amigos, depresiva y emocionalmente débil”.

La muchacha narra, además, que el panorama se puso “peor” cuando quiso denunciar formalmente la situación ante el inspector general del espacio.

“La cantidad de amenazas se triplicaron, el acoso era insoportable, mi espacio de trabajo era hostil tanto como se pudo y no se hizo nada para ayudarme”, argumentó Rojas.

“Yo supongo que si las personas no están en una situación similar, no van a poder entender cuán traumatizante puede ser la experiencia. Yo me mantuve resguardada,  aislada, deprimida, una persona suicida que solo quería correr a casa con mi madre”, describió la exmilitar.

“Yo sé que esta historia no es sobre mí, pero yo solo quiero que tu familia y tú  sepan que no estaban solas y que nosotros entendemos por qué tú estabas tan asustada en dar un paso adelante. Yo lo hice y nadie me ayudó. Yo espero y oro para que donde quiera que estés te encuentres a salvo”, agrega la usuaria.

El mensaje finaliza con un llamado de Rojas para que se establezca la verdad detrás de la historia de Vanessa “más temprano que tarde” porque “ella también es Vanessa Guillén”.  #IAmVanessaGuillen.

La historia de Rojas es similar a la de otra joven hispana en la base militar que entrevistó la cadena Telemundo.

Lo mismo que le pasó a Vanessa me pasó a mí“, aseguró a Noticias Telemundo la joven de 21 años que no quiso revelar su identidad por temor a represalias. Según su testimonio, un sargento le dijo “cosas inapropiadas“. La joven reportó la situación, y ,dos semanas después, fue expulsada de las Fuerzas Armadas.

“Sé de otras mujeres a las que le pasó lo mismo”, añadió. Otras cinco o seis personas sufrieron historias similares, pero las autoridades del lugar, supuestamente, no hace nada para atajar el problema, “Yo creo que está con el sargento”, aseguró la entrevistada sobre el paradero de Guillén.

La atención pública que ha generado el caso durante las pasadas semanas llevó a que hace unos días,  autoridades militares del fuerte asignaran un equipo de investigación especial para examinar las denuncias sobre un presunto patrón de acoso sexual a Guillén por parte de un sargento.

Previamente, el Comando de Investigación Criminal del Ejército de Estados Unidos (CID), que encabeza la pesquisa, dijo no contar con información creíble que apunte a lo anterior.

La abogada de la familia Guillén, Natalie Khawam,  reveló dos alegadas instancias en las que la joven habría sido acosada en el lugar.

En una de éstas se hace referencia a un superior que presuntamente ingresó al área de regaderas mientras la joven se bañaba.

El segundo incidente involucra a otro encargado que habría atacado verbalmente a la muchacha con comentarios obscenos en español.

Por otro lado, la representante legal se expresó frustrada de la poca apertura de las autoridades militares sobre el curso y los resultados de la investigación.