Romper la cuarentena para tener sexo: Muchas personas en EEUU lo han hecho, más de las que te imaginas

La pandemia ha cambiado nuestros encuentros entre las sábanas
Romper la cuarentena para tener sexo: Muchas personas en EEUU lo han hecho, más de las que te imaginas
La pandemia de coronavirus también ha cambiado la forma en que tenemos sexo.
Foto: Unsplash

El confinamiento por la pandemia de coronavirus ha venido a cambiar muchas cosas de la vida cotidiana, entre ellas, la forma en que vivimos nuestra sexualidad. En el encierro, hombres y mujeres han encontrado un punto de contacto sexual con sus parejas, consigo mismos o, incluso, con otras personas fuera de casa.

No son raros los casos en que se rompe la cuarentena para tener sexo; en realidad, muchas personas en EEUU lo han hecho, más de las que te imaginas. Una encuesta realizada por OnePoll y la tienda de juguetes sexuales MysteryVibe reveló que hasta un 30 por ciento de los estadounidenses han interrumpido el confinamiento para consumar un encuentro sexual fuera de su casa.

El sondeo, realizado entre 2,000 personas, evidenció que, a pesar de las medidas recomendadas en el ámbito sexual para evitar contagios de coronavirus y otras enfermedades de transmisión sexual, algunas personas están dispuestas a arriesgarse para tener sexo.

Además, el 51 por ciento de los encuestados que viven solos el confinamiento, confesaron haber recibido parejas sexuales en sus casas, mientras un 30 por ciento de ellos prefirió el sexo por video y un 18 por ciento, el sexo telefónico.

La investigación se realizó con el objetivo de conocer cómo el encierro ha cambiado la vida sexual de los estadounidenses durante la pandemia de coronavirus.

Los resultados de la encuesta también señalan que un 76 por ciento ha logrado revivir la vida sexual con su pareja  gracias a la cuarentena, mientras un 78 por ciento expresó que está teniendo más intimidad gracias a que pasan más tiempo juntos. Sin embargo, el 65 por ciento confesó que ha tenido encuentros sexuales por aburrimiento.

En este mismo tenor, un 60 por ciento de los encuestados dijo pasar por un “agotamiento sexual” y el 67 por ciento admitió estar viviendo una rutina sexual.