Aligerar el peso de la deuda es ahora algo más difícil

Las ofertas de tarjetas al 0% para transferir balances se han reducido
Aligerar el peso de la deuda es ahora algo más difícil
Es clave organizar y saber qué interés se paga con las distintas deudas que se tengan./Shutterstock
Foto: Shutterstock

El coronavirus, la emergencia y la incertidumbre económica son demasiadas cosas que no están en la mano de los consumidores arreglar, de ahí la ansiedad con la que nos enfrentamos a esta crisis.

Lo que se puede hacer es organizar las cuentas de una manera que permita dar un mejor uso a su dinero– mediante la elaboración de presupuestos– y ahorrar en lo posible intereses en unas deudas que pesan mucho cuando los ingresos se reducen. Esto último es algo que se hace normalmente consolidando deuda y ahora es un poco más difícil.

Lo es porque la estrategia más popular para hacerlo está cerrando poco a poco sus puertas durante la actual crisis. Se trata de las transferencias de balances de tarjetas de crédito a otras tarjetas que ofrezcan el 0% durante unos meses.

Es algo que normalmente hace los emisores de tarjetas para atraer a nuevos clientes pero ahora estas ofertas se han reducido y además la banca está eligiendo con mucho cuidado a quién se las hace. Lo más importante es que tengan la historia crediticia sin problemas y el puntaje de crédito alto.

La banca está siendo mucho más cauta a la hora de prestar dinero (y la tarjeta es al fin y al cabo un crédito) para mantener sus reservas y reducir el riesgo. Se quiere evitar que la crisis económica se convierta en una financiera que normalmente es más difícil de remontar.

Si tiene la oportunidad de obtener un crédito al 0% haga una transferencia de balance o balances (si tiene varios) para evitar pagar por encima del 16.5% que es la media de los APR o tasas de interés anuales actuales.

Tenga en cuenta que va a pagar un pequeño porcentaje de la cantidad que transfiera a la nueva tarjeta pero podrá ir pagando poco a poco, solo a un acreedor y con la tranquilidad de que no se le suman intereses.

Eso sí, no olvide pagar el mínimo (para no perjudicar su historial crediticio) y hágase un calendario de pagos que no se le venzan los meses que le hayan dado al 0% con balances y se encuentre, de nuevo, en la misma situación.

La segunda opción es pedir un préstamo personal para pagar todas las deudas que se tengan. La diferencia con la transferencia de balance es que estos préstamos tienen intereses fijos.

Aquí tiene que estudiar más a fondo lo que le cuestan las deudas para saber si el interés que le ofrecen en su banco, credit union o cooperativa le ahorra dinero.  El interés va a depender de la puntuación de crédito, de sus ingresos, de la deuda que tenga con respecto a estos ingresos y de la entidad financiera con la que trabaje, es conveniente que busque distintas ofertas. Actualmente se están ofreciendo este tipo de préstamos por tasas que rondan el 9% como APR, lo que compensaría si los balances de lo que se debe están por encima de este interés.

Calcule el APR

APR es el porcentaje anual de interés y si tiene acceso a Internet solo tiene que buscar una calculadora gratuita como la que le ofrece Experian u otras páginas en la red