COVID-19: estados frenan la reapertura por aumento de casos

Lo último sobre COVID-19

En los Estados Unidos

Al menos 16 estados han frenado sus planes de reapertura en respuesta a un aumento de nuevas infecciones, pero algunos funcionarios de salud dicen que así y todo la propagación del coronavirus será difícil de controlar.

“Lo que esperamos es que podamos tomarlo en serio y retrasar la transmisión en estos lugares”, dijo la doctora Anne Schuchat, directora adjunta principal de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). “Pero realmente creo que estamos en un punto en el cual no será fácil eliminar el virus”.

Bares y playas estarán cerrados el fin de semana del 4 de julio, luego que las reaperturas derivaran en miles de nuevos casos de COVID-19.

Dave Kerner, alcalde de Palm Beach, en Florida, ya anunció que las playas estarán cerradas. Y otros líderes locales están siguiendo su ejemplo.

California, Texas y Florida, han tenido récord de casos diarios de COVID-19.

En Texas, Houston es la ciudad con un mal pronóstico: la que pronto presente más casos en el país con números diarios de cuatro dígitos para el 4 de julio.

Florida, Texas y California representan el 27.4% de los 328 millones de personas que viven en los Estados Unidos, según las últimas estimaciones de la Oficina del Censo.

En California, el estado más poblado de la nación, el gobernador Gavin Newsom suplicó a los residentes que pensaran en los demás y que usaran máscaras, respetaran el distanciamiento social y se lavaran las manos con frecuencia.

En Florida y Texas, el liderazgo olítico tardó en tomar medidas de cuarentena y no estimuló tempranas medidas de protección.

Para los epidemiólogos, el escenario puede llegar a ser “apocalíptico”.

En el mundo

El planeta ya ha registrado más de 10 millones de casos de COVID con más de 500,000 muertes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció en una conferencia de prensa virtual que planea entregar alrededor de 2 mil millones de dosis de una vacuna contra el coronavirus a personas de todo el mundo para fines de 2021.

Según la OMS, se comprarán mil millones de esas dosis para países de bajos y medianos ingresos.

Este nuevo objetivo es parte del programa Access to COVID-19 de la OMS, que se lanzó en abril para reunir a gobiernos, grupos de salud, científicos, empresas y filántropos para apoyar los esfuerzos para poner fin a la pandemia de coronavirus.

El programa tiene cuatro pilares centrados en pruebas, tratamientos, vacunas y sistemas de salud de Covid-19.

Por el momento, las potenciales vacunas para prevenir contraer el nuevo coronavirus están en fase de ensayo clínico y todavía ninguna de estas investigaciones ha arrojado resultados definitivos.

En Latinoamérica y el Caribe

Con los casos aumentando drásticamente en la región, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo en una charla con periodistas que Latinoamérica es ahora el epicentro de la pandemia de COVID-19.

Brasil es el país más afectado, y epidemiólogos dicen que en julio, el número de muertes podría sobrepasar a los de los Estados Unidos (más de 121,000 al 24 de junio).

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se ha encargado de manera sistemática de menospreciar la gravedad de la epidemia, comparando al coronavirus con un “simple resfrío”.

En México, otro de los países de la región en donde los casos diarios están aumentando dramáticamente, el presidente José Manuel López Obrador ha sugerido que el riesgo de coronavirus está vinculado a la moral de una persona. 

“No mentir, no robar, no traicionar, eso ayuda mucho a no contraer coronavirus”, dijo recientemente a los periodistas. Hasta ahora, el país ya ha sufrido tres veces más muertes de las que los funcionarios predijeron por primera vez.

Las consecuencias de este retraso en la reacción se están viendo ahora, dijo la OPS.

Un nuevo informe del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas alertó sobre una grave consecuencia socioeconómica de COVID-19: 16 millones de personas en la región están al borde del hambre por la crisis que ha generado la pandemia.

El informe indica que el número de personas que pasan hambre se elevará de 3.4 millones a casi 14 millones en el curso de 2020.

Y esta ola de hambre está afectando especialmente a las áreas megaurbanas, en donde ya el 17% de la población tiene una sola comida al día.

El 69% de los hogares en Latinoamérica y el Caribe se han visto afectados económicamente por la pandemia.

Máscaras sí o sí

Nuevos estudios afirman que si todas las peronas usaran máscaras en público, eso podría ser suficiente para prevenir una segunda ola de infecciones y más casos de COVID-19.

Aunque la gente ha adquirido masivamente este nuevo hábito, todavía hay muchos que se reusan a usar los tapabocas.

Dos estudios de las universidades de Cambridge y Greenwich en el Reino Unido concluyeron que esta simple medida de salud pública es eficaz en sí misma, sin necesidad de volver a las cuarentenas estrictas.

Johns Hopkins University creó un mapa de casos , casi en tiempo real, que también puedes ver y seguir aquí:

Qué son los coronavirus

Los coronavirus (CoV) son una amplia familia de virus que pueden causar diversas afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como ocurre con el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el que ocasiona el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV). Un nuevo coronavirus es una nueva cepa de coronavirus que no se había encontrado antes en el ser humano.

Cómo se contrae el coronavirus

Los coronavirus se pueden contagiar de los animales a las personas (llamada transmisión zoonótica). Estudios comprobaron que el SRAS-CoV se transmitió de la civeta al ser humano y que se ha producido transmisión del MERS-CoV del dromedario al ser humano. Además, se sabe que hay otros coronavirus circulando entre animales, que todavía no han infectado al ser humano.

Síntomas característicos

Esas infecciones suelen causar fiebre y síntomas respiratorios (tos y disnea o dificultad para respirar). En los casos más graves, pueden causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e, incluso, la muerte.

También dolor de cabeza y pérdida del gusto y el olfato.

Cómo prevenir el contagio

Las recomendaciones habituales para no propagar la infección son lavarse las manos con frecuencia y cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar (con el brazo, no con la mano). Se deben utilizar máscaras, especialmente en lugares cerrados. 

También se debe evitar el contacto cercano con cualquier persona que presente signos de afección respiratoria, como tos o estornudos. Cumplir con el “distanciamiento social” y permanecer en casa si aparecen síntomas.

Fuentes: OMS, CDC, National Health Commission of China, Johns Hopkins.