¿De qué está hecho el queso vegano?

Los quesos veganos son un maravilloso sustituto en las dietas vegetarianas, veganas o para aquellos que sufren intolerancias. Forman parte de importante de diversas tendencias de salud y bienestar, ya que son elaborados con proteínas de origen vegetal

¿De qué está hecho el queso vegano?
Los quesos veganos son elaborados principalmente con agua, aceite de coco y frutos secos, como las nueces.
Foto: Getty Images

Sin lugar a dudas una de las grandes ventajas de las tendencias de salud y bienestar que existen hoy en día, es que han abierto la puerta a la creación de nuevos planes alimenticios y productos que se adecuen a los diferentes estilos de vida de las personas. El tipo de alimentación vegetariana y vegana pertenecen a las corrientes más populares hoy en día y de hecho cada vez tienen más seguidores, debido a tal popularidad se han creado topo tipo de productos y muchos de ellos son buenas alternativas sustitutas, como es el caso de el queso. 

Las personas que siguen una dieta vegetal o aquellos que resultan intolerantes al queso, han encontrado un gran aliado en las variantes de quesos veganos. Entre sus principales cualidades se encuentran las grandes diferencias en su composición nutricional, los quesos de origen animal son productos lácteos que se obtienen de la leche de vacas, cabras u ovejas; mientras que los quesos vegetales se elaboran con frutos secos como las nueces, levadura nutricional y aceites vegetales. La realidad es que gracias a la tecnología los vegetarianos y veganos pueden disfrutar de todo tipo de platillos integrando estas opciones sustitutas al queso, existen todo tipo de variantes que se asemejan a los quesos más populares. 

¿De qué están hechos los quesos veganos?

Debido a tal popularidad es probable que como muchos te preguntes sobre los ingredientes y el proceso de elaboración de los quesos veganos. Lo primero que es importante mencionar es que los quesos veganos se distinguen por ser 100% libres de cualquier producto de origen animal, son elaborados en su totalidad con proteínas vegetales. Por lo general se utilizan alimentos como la soja, nueces como las macadamias y los anacardos y aceites vegetales, como el de coco; también existen algunas variantes que se elaboran con productos como las legumbres, guisantes, agar y tapioca.Uno de los aspectos que es importante vigilar al seleccionar variantes de quesos veganos, es que estos no contengan almidones y espesantes agregados como es el caso de sustancias como el carragenano y goma de xantano, que los vuelven productos procesados y que son nocivos para la salud.  

En sus inicios los fabricantes de quesos veganos se inspiraron en replicar quesos que fueran lo más similares al queso tradicional, después con el paso del tiempo se dieron cuenta que era necesario agregarles su propio toque y personalidad. Una de las grandes peculiaridades es que muchos de las opciones de quesos veganos artesanales se elaboran con las mismas técnicas que se utilizan en la preparación de quesos tradicionales, por supuesto sin el uso de leches de origen animal. A grandes rasgos lo que sucede es que las proteínas vegetales se separan utilizando bacterias y posteriormente se agregan otros ingredientes como aceites y espesantes que son determinantes para crear las textura deseada, de igual manera que un queso tradicional el tiempo es el factor que les otorga personalidad y sabor. 

Entre las características que diferencian un queso vegano de una opción tradicional, se encuentra como principal punto que los quesos sin lácteos jamás se van a derretir de la misma manera; esto se relaciona directamente con su contenido en grasas. También son variantes de queso que se asocian con un menor contenido en proteínas y calcio.

Especialistas en nutrición señalan que el queso tradicional es un alimento que se asocia con beneficios para la salud, su consumo resulta apropiado para disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad y es importante para tener huesos y dientes sanos. Por su parte los quesos veganos son una buena opción sin gluten y sin lactosa, es por ello que hacen mejor el proceso de digestión ya que se digieren más fácilmente y no inflaman. Se trata de productos completamente diferentes, que se eligen con base en las preferencias y costumbres personales; la mejor recomendación para elegir variantes tradicionales o veganas, es optar por aquellos productos que se distingan por su proceso artesanal y orgánico.