La policía amplía la investigación de explotación sexual de menores en una escuela de Arcadia

Una investigación de abuso sexual de menores en una secundaria de Arcadia, se ha ampliado tras detener a un adolescente por sospechas de agresión sexual, pornografía infantil y otros delitos

La ley de California protege a menores de 18 años contra todo tipo de abuso sexual.
La ley de California protege a menores de 18 años contra todo tipo de abuso sexual.
Foto: Archivo/Christopher Furlong / Getty Images

Un joven de 18 años fue arrestado en relación con una investigación de agresión sexual en Arcadia High School, que involucra a estudiantes anteriores y actuales, reportó ABC 7.

La policía de Arcadia, una ciudad del condado de Los Ángeles, dice que Dylan Chan, un exalumno de la escuela secundaria, fue arrestado el martes, después de que se entregó una orden de allanamiento en su casa.

Chan fue arrestado bajo sospecha de posesión o control de pornografía infantil, distribución de pornografía infantil, uso de un menor para actos sexuales y explotación sexual de un niño, según el comunicado de la policía.

Después del arresto de Chan, la policía expandió la investigación de acusaciones que afirman que los niños de la escuela compartieron videos de los ataques sexuales que realizaron a otros estudiantes, en las redes sociales.

La investigación sobre la explotación sexual de menores se está ampliando, según ABC 7, porque el Departamento de Policía de Arcadia examina también cómo el personal policial manejó una denuncia presentada el año pasado.

Tras el arresto de Dylan Chan, una ex compañera de clase que usa el nombre “Judy” para proteger su privacidad, dijo que ella tenía 17 años cuando Chan tuvo relaciones sexuales con ella, la filmó sin su consentimiento y luego publicó las imágenes en las redes sociales.

“Cuando me enteré, simplemente no podía creer que él me hiciera algo así”, dijo Judy.

“Solo me dijo que arruinaría su vida si lo hiciera y me devolvió la llamada (diciendo) que cambiaría”, dijo Judy.

“Era un secreto bastante abierto en nuestra escuela secundaria, como todo el mundo sabía acerca de esta conversación”, dijo Shria, una recién graduada de Arcadia High School que quiere mantener su apellido en privado.

Debido a una experiencia anterior, dijo que no sentía que los administradores de Arcadia High School la tomarían en serio si lo informaba. Ella dijo que sus compañeros de clase la instaron a guardar silencio.

Siete meses después, Judy llevó evidencia de las publicaciones ilícitas en las redes sociales a la policía de Arcadia.

Otra alumna, quien se identificó como Hailey solamente, también se sumó a las denuncias y describió la actividad en Internet que varios presenciaron y la dificultad que tenían los adolescentes para denunciarlo.

“Definitivamente estaba muy intimidada, especialmente porque estas personas se sentaron a mi lado en las aulas. Mucha gente era amiga de ellos”, dijo una de ellas a ABC 7.

Las adolescentes dijeron que habían alertado a las autoridades de la escuela y a investigadores policiales hace mucho tiempo.

El capitán de la policía de Arcadia Paul Foley dijo la semana pasada que no tenía conocimiento de una denuncia que dos estudiantes hicieron en junio pasado.

Pero ahora, después de una investigación adicional, dijo, encontró el informe grabado y dijo que el departamento está llevando a cabo una investigación interna sobre lo que sucedió con esa llamada.

Hace dos años, cuando Hailey era una estudiante de segundo año, le informó al decano que los niños, incluido Chan, estaban solicitando fotos de desnudos en SnapChat.

Ella dijo que si Chan hubiera sido disciplinado en ese momento, el castigo que le habrían dado no era lo suficientemente grave como para ser notado por los compañeros de clase, ni para disuadir a Chan de no realizar más esas actividades.

Un portavoz de la escuela, Ryan Foran, dijo a ABC 7 que las leyes de privacidad impiden la discusión de asuntos escolares.

Hailey y Shria dijeron que se debe hacer más para apoyar a las mujeres jóvenes que son avergonzadas y hostigadas.

“Porque muchas chicas sienten miedo de informarlo, porque gran parte de la culpa recae en la víctima”, dijo Hailey.