La compañía Gilead afirma que su fármaco Remdesivir reduce el riesgo de muerte en pacientes graves de COVID-19

Gilead Sciences publicó datos que muestran que su fármaco redujo en un 62% el riesgo de muerte en pacientes

La compañía Gilead afirma que su fármaco Remdesivir reduce el riesgo de muerte en pacientes graves de COVID-19
Las acciones de la compañía Gilead Sciences subieron el viernes casi un 3%.
Foto: OLIVIER DOULIERY / AFP / Getty Images

Gilead Sciences anunció el viernes que su medicamento antiviral Remdesivir redujo el riesgo de muerte de pacientes con coronavirus severamente enfermos en un 62% en comparación con la atención estándar que reciben otros pacientes.

La compañía informó que su análisis también encontró que el tratamiento con Remdesivir se asociaba con “una recuperación clínica significativamente mejor”. Los hallazgos fueron siendo presentados en la Conferencia Virtual COVID-19 como parte de la 23ª Conferencia Internacional sobre el SIDA. Después del anuncio del viernes las acciones de la compañía subieron más del 2%.

Relacionado: FDA aprueba el fármaco Remdesivir para uso de emergencia en pacientes con COVID-19.

La empresa analizó los datos de 312 pacientes inscritos en su ensayo de fase tres y los comparó con los de 818 pacientes con características y gravedad de la enfermedad similares que recibieron sólo atención estándar durante el mismo período de tiempo.

“Aunque no es tan vigoroso como un ensayo controlado aleatorio, este análisis se basa en un contexto del mundo real y sirve como un complemento importante a los datos de los ensayos clínicos, añadiendo a nuestra comprensión colectiva de este virus y reflejando el extraordinario ritmo de la pandemia en curso”, dijo la Dra. Susan Olender, del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia, en una declaración.

Los hallazgos muestran que el 7.6% de los pacientes tratados con Remdesivir murieron, en comparación con el 12,5% de los pacientes del análisis que no recibieron tratamiento. El análisis también encontró que el 74.4% de los pacientes que recibieron tratamiento con el fármaco se recuperaron en el día 14, en comparación con el 59% de los pacientes que recibieron sólo la atención estándar. Gilead aclaró que sus hallazgos justifican la realización de más estudios en ensayos adicionales.

A fines de abril, el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID) publicó los resultados preliminares de su propio estudio sobre el Remdesivir, que mostraba que los pacientes que tomaban el medicamento se recuperaban generalmente después de 11 días, cuatro días más rápido que los que no lo tomaban. Sin embargo, el estudio no encontró ninguna reducción estadísticamente significativa en el riesgo de muerte entre los pacientes tratados con el fármaco. Gilead también publicó datos de sus propios ensayos clínicos de Remdesivir mostrado un tiempo de recuperación acelerado y un modesto beneficio clínico.

Relacionado: Por qué el medicamento más efectivo contra el COVID-19 se vende a $390 dólares por dosis cuando la materia prima cuesta menos de $1 dólar.

Las conclusiones del NIAID llevaron a la Administración de Alimentos y Medicamentos a emitir una autorización de uso de emergencia que permite a los médicos utilizar el fármaco en pacientes COVID-19 hospitalizados. Sin embargo, el Remdesivir no ha sido objeto del mismo nivel de revisión que los medicamentos plenamente autorizados por la FDA. Hasta el momento no existen medicamentos autorizados por la FDA para tratar el COVID-19.

La semana pasada, la compañía anunció el tan esperado precio de Remdesivir, diciendo que cobraría a los gobiernos de los países desarrollados $390 dólares por dosis. Es decir, un precio de $2,340 por paciente, considerando que la compañía espera que la mayoría de los pacientes requieran seis frascos durante su cuidado.

Sin embargo, Gilead dijo que cobraría $520 por dosis a las compañías de seguros privadas de Estados Unidos. Gilead se enfrentó a una cierta reacción por cobrar un precio más alto en los Estados Unidos, pero la compañía se defendió al sugerir que podría haber cobrado un precio mayor debido a la función que produce el medicamento al argumentar que un paciente podría ahorrar cerca de $12,000 dólares al tratar de aliviar a las personas y que salgan más rápido del hospital. El medicamento llegará a Estados Unidos hasta el mes de septiembre.

Relacionado: Un ejecutivo de Johnson & Johnson advirtió hace casi 50 años que el talco para bebés podría estar contaminado por asbesto.

La compañía ha estado donando dosis al gobierno de Estados Unidos para su distribución desde que recibió la autorización de uso de emergencia en mayo. El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) dijo la semana pasada que ha asegurado más de 500,000 dosis de tratamiento del medicamento, que distribuirá a los hospitales estadounidenses hasta septiembre.

Mientras que Remdesivir fue la primera droga que pareció tratar efectivamente a los pacientes de COVID-19 en un estudio clínico, otras terapias han mostrado signos de eficacia y podrían amenazar con hacer que el fármaco sea más obsoleto.

Los investigadores de la Universidad de Oxford, por ejemplo, dieron a conocer los resultados de su ensayo del mes pasado que demostraron que la dexametasona, un esteroide barato y ampliamente disponible, puede reducir el riesgo de muerte en un tercio para los pacientes de COVID-19 que reciben respiradores, y en un quinto para los que reciben oxígeno suplementario. La dexametasona es tan barata que seis tabletas del medicamento genérico puede costar solo $5 dólares.

-También te podrá interesará: