Autoridades advierten que un peligroso delincuente sexual fue liberado de un hospital mental en el sur de CA

Alertan a la comunidad del condado de Orange de la liberación de Cary Jay Smith, que testificó sobre sus fantasías con violar niños y afirmó que mató a tres niños y abusó de otros 200

Cary Jay Smith, de 59 años, fue liberado y es un peligroso delincuente sexual.
Cary Jay Smith, de 59 años, fue liberado y es un peligroso delincuente sexual.
Foto: Oficina del Fiscal de Distrito del condado de Orange / Cortesía

Un hombre de Costa Mesa que, según las autoridades, es un “depredador sexual peligroso”, fue liberado después de pasar más de 20 años en un hospital psiquiátrico, lo que llevó a los funcionarios del condado de Orange en el sur de California a advertir a los residentes e instar al gobernador Gavin Newsom a intervenir.

Cary Jay Smith, de 59 años, fue enviado al Hospital Estatal de Patton en San Bernardino en 1999 con una detención psiquiátrica de 72 horas, después de que su esposa le dio a un psiquiatra una carta de Smith describiendo los actos sexuales que quería realizar con un niño de 7 años que vivía en su vecindario, quedó detenido en ese hospital hasta ahora, dijo la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Orange en un comunicado de prensa el martes.

Desde 1999, Smith ha estado recluido por el estado en virtud de una sección del Código de Bienestar e Instituciones del estado (WIC 5300) como resultado de una serie de juicios civiles que determinaron que presentaba un “peligro demostrado de infligir daños físicos sustanciales” a los niños“, dice el comunicado de prensa. Se le permitió un nuevo juicio cada seis meses para determinar si seguía siendo una amenaza.

“Durante esas audiencias, Smith ha testificado en repetidas ocasiones que fantasea con violar y luego matar a niños para evitar ser identificado”, dijo la portavoz de la Oficina de del Fiscal del condado de Orange Kimberly Edds, en el comunicado de prensa. “Afirma que mató a tres niños y abusó sexualmente de 200. Prefiere que se le llame con el nombre de Sr. RTK, que significan violación, tortura, asesinato”.

RTK son las letras iniciales de las palabras rape, torture y kill en inglés.

Durante muchos años, los psicólogos testificaron que Smith representaba un “peligro inminente” para el público y el abogado del condado argumentó que debían mantenerlo encerrado.

Sin embargo, el hospital estatal no renovó el juicio sobre la suspensión de libertad contra Smith, y permitió que expirara el 11 de julio, según el comunicado de prensa.

La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Orange, que no es parte en el control civil de Smith, presentó 20 cargos de delitos graves y lascivos con un menor en su contra en 2002, pero los fiscales se vieron obligados a desestimar las acusaciones en ese momento, debido al estatuto de limitaciones, declaró el comunicado de prensa.

En 1985, Smith se declaró culpable de un delito sexual menor que involucraba a un niño y se le exigió que se registrara como delincuente sexual. El registro de Smith fue eliminado en 2005, pero la presidenta de la Junta de Supervisores del condado de Orange Michelle Steel y el fiscal del distrito del condado Todd Spitzer pidieron al gobernador Newsom restablecer el requisito de registro.

Luego de su alta del Hospital Estatal de Coalinga, se espera que Smith regrese al condado de Orange, donde vivía y sigue teniendo vínculos con la comunidad del Condado de Orange.

“Este depredador sexual ha testificado reiteradamente bajo juramento que volverá a ofender si es liberado y debemos creerle”, dijo el fiscal de distrito del condado de Orange, Todd Spitzer.

Y agregó: “El público tiene el derecho absoluto de saber que regresará a nuestra comunidad, y haremos todo lo posible para evitar que otro niño sufra daños”.