Burger King cambia la dieta de sus vacas para que lancen menos flatulencias y ayudar a frenar el cambio climático

El metano que que se encuentra en los gases que liberan las vacas puede afectar el medio ambiente

El pasto de limón es esencial para reducir la cantidad de metano que liberan las reses.
El pasto de limón es esencial para reducir la cantidad de metano que liberan las reses.
Foto: Alexas_Fotos / Pixabay

Burger King anunció que planea reducir el metano que producen las vacas, de donde sacan la carne para sus hamburguesas, cambiándoles la dieta a estos animales. Al agregar pasto de limón a su alimento, la cadena de hamburguesas dijo que es capaz de reducir la cantidad de metano digestivo que las vacas liberan en sus flatulencias, según se informó en Popular Mechanics.

Burger King trabajo en la fórmula con científicos de la Universidad de California en Davis y la Universidad Autónoma del Estado de México.

El metano es uno de los gases de efecto invernadero que más impactan al ambiente, y el ingrediente principal de lo que en general denominamos como gas natural.

Este se produce en grandes cantidades en los vertederos, donde los materiales biodegradables en la basura humana liberan una combinación de metano y dióxido de carbono.

Si alguna vez has estado cerca de un vertedero, es posible que hayas visto una antorcha especial que quema el gas metano liberado. Este proceso ayuda a reducir el impacto del metano.

Pero, para disminuir la cantidad de metano sin necesidad de quemarlo, Burger King desarrolló una nueva dieta para sus reses en donde agregó 100 gramos de pasto de limón, con la que reducirá la cantidad de gas digestivo que se produce en las vacas.

Los científicos estadounidenses y mexicanos que participaron en esta iniciativa de Burger King también añadieron algas marinas para reducir dichos gases.

–También te puede interesar: Congreso podría aprobar extender los $600 dólares extras de ayuda por desempleo antes de finalizar este mes