Darlene Krashoc, el caso de asesinato que el Ejército de EEUU esclareció más de 30 años después

La soldado de Fort Carson salió de fiesta con otros militares y apareció estrangulada en el exterior de un restaurante en Colorado en el 1987; el año pasado detuvieron al presunto homicida
Darlene Krashoc, el caso de asesinato que el Ejército de EEUU esclareció más de 30 años después
Michael Whyte está acusado de asesinar a Darlene Krashoc en 1987.
Foto: Departamento de Policía de Colorado Springs / Cortesía

El cuerpo de la soldado Darlene Krashoc fue hallado detrás de un restaurante coreano en Colorado Springs el 17 de marzo de 1987.

En ese momento, Krashoc de 20 años era una soldado activa en Fort Carson asignada a la Compañía de Mantenimiento 73a.

La joven fue vista por última vez entre la medianoche y la 1 a.m.  Antes de ser encontrada sin vida y con múltiples traumas por las lesiones en su cuerpo, Krashoc había salido a beber y a bailar con colegas soldados a un club nombrado “Shuffles”, a aproximadamente una milla al norte del lugar donde su cadáver fue recuperado.

La causa de la muerte fue estrangulamiento, y, según las autoridades, sus restos fueron trasladados desde el restaurante hasta el exterior.

Del macabro hallazgo pasaron más de 30 años hasta que los investigadores reportaron que habían detenido al presunto autor en el verano del año pasado.

“Ella fue golpeada hasta la muerte”, dijo Rhonda Lilly, hermana de Krashoc a Army Times en un reporte del 18 de julio de 2019. “Por los pasado 32 años, al menos una vez al día, estos sentimientos sobre lo que le pasó a ella vienen a mí”.

A poco para que se cumplan 33 años del hecho, el “caso frío” (cold case) llama la atención en medio de la discusión en redes sociales por las muertes de los soldados de Fort Hood, en Texas, Vanessa Guillén y Gregory Morales. En ambos casos, las autoridades no han llegado al fondo de los mismos, y se desconoce cuánto tiempo se tomará esclarecer los hechos.

Esta semana, además trascendió el reclamo de la familia del militar de 21 años destacado en Fort Bragg Enrique Román Martínez. El joven fue visto por última vez el 22 de mayo, durante el fin de semana de Memorial Day, mientras acampaba con amigos en South Core Banks, en Carolina del Norte.

Una semana después de su desaparición, el Ejército informó que encontraron restos desmembrados cerca del campamento en donde se le vio por última vez con vida; los registros dentales confirmaron que se trataba del cuerpo del soldado.

Giro en la prueba

En cuanto a las indagatorias para esclarecer las circunstancias del asesinato de Krashoc, las autoridades reabrieron en varias instancias el caso en el 2000 para permitir la evaluación de evidencia de ADN recopilada en la escena.

En el 2016, el Comando de Investigación Criminal del Ejército de Estados Unidos o CID (el mismo organismo que lidera las pesquisas en los otros casos mencionados) contrató a una compañía privada para hacer un prototipo digital de la apariencia física y la descendencia del individuo responsable del crimen.

Cold case Darlene Krashoc
Prototipo digital del aspecto del sospechoso de asesinar a Darlene Krashoc. Foto: cortesía / Parabon NanoLabs

Tecnología de punta fue utilizada para crear el boceto. El Army a su vez ofreció una recompensa de $10,000 por información que llevara al arresto del sospechoso.

Pero no fue hasta que investigadores examinaron la evidencia genética de más de 30 años y la comparó con muestras genealógicas que lograron ubicar al presunto homicida entre Wisconsin y Texas.

El veterano del Ejército Michael Whyte, de 58 años, fue acusado en relación con el crimen.

Whyte, que también estuvo destacado en Fort Carson, se encontraba en la zona de Denver. Las autoridades siguieron las huellas del hombre hasta un restaurante de cómida rápida donde recuperaron un vaso que había usado.

A mediados de junio pasado, según el reporte de Army Times, agentes locales, alguaciles federales y efectivos de CID ejecutaron una orden de allanamiento y lo arrestaron en Thornton, Colorado. Whyte fue trasladado a una prisión del condado sin derecho a fianza. Enfrenta cargos de asesinato en primer grado y agresión sexual agravada en primer grado, entre otros.