Gobernantes en Georgia confunden a latinos sobre porte de mascarillas

"¿A quién se le obedece?"

Gobernantes en Georgia confunden a latinos sobre porte de mascarillas
El gobernador de Georgia prohibió el mandato de llevar barbijos en público.
Foto: Chandan Khanna / AFP / Getty Images

El gobernador de Georgia, el republicano Brian Kemp, y la alcaldesa de Atlanta, la demócrata Keisha Lance Bottoms, se han enfrascado en una polémica por el uso obligatorio de mascarillas para prevenir la COVID-19 que ha creado confusión en la comunidad hispana sobre cuál es la regla que se debe seguir.

Kemp declaró el miércoles inválido el mandato de Bottoms y de los alcaldes de una decena de ciudades de Georgia, incluida Savannah, Athens y Rome, de utilizar los tapabocas en sitios públicos para evitar el contagio del virus, cuyo número de casos en el estado ha registrado un incremento significativo en los últimos días.

Relacionado: Target y CVS también exigirán mascarillas para entrar a sus almacenes

“Bueno, ¿entonces cómo estamos? ¿A quién se le obedece?”, se preguntó Rafael Navarro, editor del periódico local El Nuevo Georgia, que resume el sentimiento de muchos en la comunidad hispana, que ven el enfrentamiento entre ambos líderes como una pugna política.

“Nos merecemos más que esas batallas entre políticos cuando afecta la salud de nuestra comunidad (…) la salud de la comunidad siempre tiene que estar por encima de cualquier juego político”, dijo Vanesa Sarazua, directora ejecutiva de la Alianza Latina de Georgia.

En un decreto que firmó tarde la noche del miércoles, Kemp prohíbe a las ciudades, de manera explícita, que obliguen a sus residentes a utilizar mascarillas, una orden que la mayoría de los alcaldes han criticado al advertir que podría tener serias consecuencias y que planean desafiarla.

Relacionado: ¿Por qué los hombres se rehúsan a utilizar mascarillas?

“Cualquiera que sea el motivo (del gobernador) al final del día creo que todos debemos hacer lo correcto. Y lo que los científicos dicen que es correcto es usar mascarilla”, dijo este jueves la alcaldesa de Atlanta en una rueda de prensa en la que aseguró que no está preocupada por posibles represalias del gobernador por no acatar su orden.

Kemp ha reiterado en varias ocasiones que recomienda el uso de tapabocas e incluso hizo una gira por el estado para alentar a la población a utilizarlos, pero asegura que no puede ser algo obligatorio.

“La alcaldesa de Atlanta se ha mantenido escuchando a los científicos, desgraciadamente, el gobernador lo único que está haciendo es escuchando a la administración de Donald Trump y entonces ahí se ha creado esta pugna”, declaró a Efe el representante estatal hispano, el demócrata Pedro Marín.

El mismo sentir de Marín lo comparten alcaldes como el de la ciudad costera de Savannah, Van Johnson, el primer mandatario local en Georgia en decretar el uso obligatorio de las mascarillas a finales de junio.

Relacionado: Director de CDC: Si todos usamos mascarillas, podremos controlar el coronavirus

“Es oficial, al gobernador de Georgia le importa un bledo nosotros. En Savannah, nosotros vamos a continuar teniendo fe y siguiendo a la ciencia”, dijo Johnson tras conocer la decisión de Kemp.

“Cuando se trata de proteger la vida de los residentes de Augusta, no vamos a dar marcha atrás”, afirmó por su parte el alcalde de esa ciudad, Hardie Davis, que también adoptó una medida similar.

De acuerdo con datos del Departamento de Salud Pública de Georgia, hasta este jueves se habían confirmado 131.275 casos de COVID-19 y 3.104 muertes.