Nuevo plan de ayuda demócrata destaca apoyo para hispanos

En el Senado buscan reorientar fondos no usados de la Ley CARES
Nuevo plan de ayuda demócrata destaca apoyo para hispanos
Los demócratas reconocen que el coronavirus marcó aún más las diferencias económicas entre algunos grupos étnicos y raciales.
Foto: FREDERIC J. BROWN/ / AFP / Getty Images

Los demócratas en el Senado presentaron la Ley de Justicia Económica con la que buscan apoyar a las comunidades afroamericanas, hispanas y otros grupos vulnerables.

Liderados por Charles Schumer (Nueva York), los senadores pretenden destinar $350,000 millones de dólares en “inversiones inmediatas y a largo plazo” de fondos ya contemplados en la Ley CARES, pero que no han sido gastados por el Departamento del Tesoro.

“La Ley de Justicia Económica… buscaría compensar parcialmente el costo de la propuesta reprogramando $200,000 millones de fondos de la Ley CARES no gastados que se proporcionaron previamente al Departamento del Tesoro para facilitar los préstamos corporativos de la Reserva Federal”, indicaron los demócratas.

La reorientación de los fondos sería parte de las negociaciones de un nuevo paquete de estímulos, pero adicional a los $3 billones de dólares que contempla la Ley HEROES, aprobada por la Cámara de Representantes en mayo pasado.

“Los demócratas del Senado buscarían reasignar estos dólares durante las negociaciones para un cuarto proyecto de ley COVID-19”, destacan en un mensaje conjunto los senadores.

Los objetivos principales de la Ley de Justicia Económica son:

  • Ayudar de inmediato a las comunidades de color (incluidos los hispanos) a responder a la pandemia a través de una inversión de $135,00 millones en cuidado infantil, salud mental y atención primaria y empleos.
  • Generar riqueza y salud en estas comunidades durante los próximos cinco años invirtiendo $215,000 millones como pago inicial para infraestructura, crédito de pago inicial para propietarios de viviendas, expansión de Medicaid y más.

“Mucho antes de la pandemia, mucho antes de esta recesión, mucho antes de las protestas de este año, las desigualdades estructurales han persistido en la atención médica y la vivienda, la economía y la educación”, reconoció Schumer.

El proyecto que asigna fondos específicos a distintos programas fue presentado por el líder de la minoría Schumer y 13 demócratas, entre los que se encuentran Bob Menéndez (Nueva Jersey), miembro del Comité Senatorial de Banca, Vivienda y Asuntos Urbanos; Kirsten Gillibrand (Nueva York), Cory Booker (Nueva Jersey) y Kamala Harris (California).

La senadora Gillibrand destacó la necesidad de abordar las marcadas diferencias socioeconómicas en EE.UU. que podrían comenzar a reducirse con esta propuesta.

“(Esta ley es) para comenzar el trabajo necesario de abordar las profundas disparidades en la creación de riqueza, oportunidades económicas, atención médica, cuidado infantil, infraestructura, vivienda”, expuso.

En el mismo tenor se pronunció la senadora Harris, quien consideró que se trata de una medida necesaria “para evitar que las comunidades históricamente desatendidas se retrasen más”.

El proyecto es respaldado por la Liga Nacional Urbana y el Centro Nacional de Derecho Femenino.

“(Se) requiere invertir en el tipo de oportunidades que interrumpen la dramática brecha salarial y de riqueza que sienten aún más los que son a la vez proveedores de pan y cuidadores”, expresó Fatima Goss Gravez, presidenta del Centro.

A dónde iría el dinero

Los demócratas sugieren inversiones inmediatas de recursos de los que ya dispone el Departamento del Tesoro:

  • Mejorar los programas de cuidado infantil para familias trabajadoras – $50,000 millones de dólares
  • Ampliar y mejorar el acceso a la atención médica comunitaria – $40,000 millones de dólares
  • Programas de empleos con apoyo federal, capacitación e iniciativas para grupos juveniles en riesgo – $25,000 millones de dólares
  • Apoyo a las pequeñas empresas – $ 17,000 millones de dólares
  • Internet de alta velocidad, vivienda asequible, inversión en desarrollo comunitario, escuela pública K-12 / bibliotecas – $115,000 millones de dólares
  • Crédito de impuesto para el pago inicial del nuevo propietario – $40,000 millones de dólares
  • Inquilinos y créditos fiscales para viviendas de bajos ingresos – $25,000 millones de dólares
  • Ampliar la cobertura de Medicaid – $15,000 millones de dólares
  • Recursos para evitar la mortalidad y mejorar la salud materna – $15,000 millones de dólares

La semana entrante, el Congreso volverá a sesiones durante tres semanas y se espera que haya intensas negociaciones para los paquetes de ayuda, incluido un nuevo estímulo directo a familias.

El líder del Senado, Mitch McConnell (R-Kentucky) adelantó hace unos días que se esperan intensos debates, pero el objetivo es aprobar un plan antes de que termine el periodo, es decir máximo el 7 de agosto.