Army sobre caso de soldado desmembrado Enrique Román-Martínez: Estamos haciendo todo lo que podemos

El cuerpo del hispano fue hallado una semana después de desaparecer mientras acampaba en una isla de North Carolina con amigos
Army sobre caso de soldado desmembrado Enrique Román-Martínez: Estamos haciendo todo lo que podemos
El soldado Enrique Román-Martínez desapareció el 22 de mayo pasado.
Foto: CID / Army / Cortesía

Griselda Martínez, la hermana del soldado hispano Enrique Román-Martínez, cuyos restos desmembrados fueron hallados en North Carolina en mayo pasado, declaró a USA Today que las autoridades militares no le han suministrado información sobre el curso de la investigación.

“Ellos nos pidieron no decir nada que pueda obstruir la investigación o evitar que arresten a alguien”, indicó la joven al referido medio esta semana.

Griselda dijo, además, que los investigadores están trabajando fuertemente en el caso y que cree que ya han identificado a personas de interés, pero que no tienen suficiente evidencia para presentar cargos.

“Ese es todo el problema”, planteó la joven.

Martínez dijo que su mamá María y ella viajaron a Nort Carolina desde Chino, California, inmediatamente después de que se enteraron de la desaparición del soldado de Fort Bragg el pasado 22 de mayo.

La entrevistada manifestó que se sintieron desalentadas cuando confirmaron que la isla de donde Enrique desapareció (Cape Lookout National Seashore) es muy pequeña y con pocos árboles. Tampoco entienden cómo sus pertenencias permanecieron en la zona de acampar.

“Mi mamá no duerme”, lamentó. “Ella se queda despierta toda la noche pensando qué pudo haber pasado”, agregó.

El hecho de que Martínez siempre cargaba con sus espejuelos fue una grave señal de alarma para la familia.

“Ellos decirnos que había dejado sus lentes fue una gran bandera roja. Mi mamá y yo sabíamos que algo estaba mal”, destacó Griselda.

Una semana después de su desaparición, el Ejército informó que encontraron restos desmembrados del especialista de recursos humanos de la Compañía de la sede de la 82 División Aerotransportada, cerca del campamento en donde se le vio por última vez con vida.

El joven de 20 años acampaba con amigos en la zona durante el fin de semana de Memorial Day.

“En el fin de semana de Memorial Day perdimos a Enrique en un acto insensible de violencia. Estamos haciendo todo lo que podemos para apoyar a la familia y hallar justicia para Enrique. Yo personalmente he hablado con su familia y le he asegurado que no pararemos en traer a los responsables ante la justicia”, dijo en un comunicado el general mayor Christopher Donahue.

Las indagaciones relacionadas con este caso son lideradas por el Comando de Investigación del Ejército de Estados Unidos, el mismo organismo que investiga las muertes de Vanessa Guillén y Gregory Morales.

Las autoridades militares ofrecen una recompensa de $25,000 por pistas que lleven a la detención de los criminales y ayuden al esclarecimiento del caso.
La información puede ser suministrada a los agentes especiales del CID por medio del número: (910) 396-8777; a la Policía Militar al: (910) 396-1179 o mediante internet en la página: https://www.p3tips.com/.