La Casa Blanca clasifica a 18 estados como “zonas calientes” de COVID-19 en un informe confidencial

En un informe no publicado, el grupo de respuesta al COVID-19 de la Casa Blanca, considera que los estados más críticos deberían volver a las medidas de contención y frenar la reapertura

La Casa Blanca clasifica a 18 estados como “zonas calientes” de COVID-19 en un informe confidencial
El grupo de COVID-19 de la Casa Blanca puso en rojo a varios estados.
Foto: EPA/Chris Kleponis / POOL / EFE

WASHINGTON – La Casa Blanca considera en un informe que 18 estados de todo el país son “zonas rojas” por la COVID-19 y deberían volver a imponer medidas de contención y frenar la desescalada, según un informe interno revelado hoy por el Center for Public Integrity, un medio sin ánimo de lucro.

Entre los estados incluidos en esta lista, elaborada por el equipo encargado de luchar contra la pandemia y encabezado por el vicepresidente Mike Pence, se encuentran California, Texas y Florida, donde vive casi un tercio de toda la población del país.

El detallado informe de 359 páginas y con fecha del 14 de julio analiza métricas de nuevos casos, porcentaje de pruebas positivas y progresión de las infecciones para determinar qué estados están en la situación más crítica.

La mayoría de ellos son estados del sur que llevan varias semanas experimentando un aumento cada vez más pronunciado de casos de COVID-19.

Además de los tres estados ya mencionados, la lista incluye a Idaho, Nevada, Utah, Arizona, Iowa, Kansas, Oklahoma, Louisiana, Tennessee, Missouri, Carolina del Norte, Alabama, Arkansas, Carolina del Sur y Georgia.

El informe recomienda que los residentes de estos estados “lleven máscaras todo el tiempo fuera de casa y mantengan la distancia social”.

Aunque varios estados ya lo han hecho, el documento recomienda volver a cerrar bares y gimnasios y que se limiten las aglomeraciones a menos de 10 personas y se creen espacios para peatones y terrazas para restaurantes.

Estas recomendaciones chocan con el mensaje que ha lanzado en las últimas semanas el presidente Donald Trump, quien ha animado a avanzar en la reapertura de la economía y se ha resistido a hacer un llamamiento claro a favor de llevar máscara.

Trump y su equipo han insistido en que el país debe reabrir sus escuelas a finales de agosto, incluso si los casos siguen como hasta el momento al alza.

Estados Unidos ha superado los 138,000 muertos por la COVID-19 y, en las últimas cinco jornadas, ha registrado de media 70,000 casos nuevos por día, según datos de la universidad John Hopkins.