Hoy se cumplen dos meses del asesinato de soldado de Fort Hood Brandon Rosecrans sin avances en la pesquisa

Su Jeep ardió en llamas no muy lejos de donde encontraron el cadáver del militar de 27 años en mayo pasado
Hoy se cumplen dos meses del asesinato de soldado de Fort Hood Brandon Rosecrans sin avances en la pesquisa
Brandon Scott Rosecrans fue asesinado cerca de Fort Hood.
Foto: Ejército de EEUU / Cortesía

Thomas Berg Rosecrans, padre del soldado Brandon Rosecrans, asesinado no muy lejos de la base militar de Fort Hood en Texas, confía en que verá en Corte a los asesinos de su hijo.

“Yo me voy a asegurar de que los voy a ver en la Corte, ellos van a ver mi cara y entenderán lo que nos quitaron”, indicó Thomas Berg en una entrevista hace una semana con KCEN TV.

El pasado 18 de mayo, el militar fue baleado fatalmente. Agentes policiales hallaron su cuerpo en el bloque 2100 de Fuller Lane en Harker Heights.

La versión oficial apunta a que al muchacho le robaron antes de dispararle. “El no tenía billetera. No tenía su joyería. No tenía nada con él”, detalló el padre. “Ellos se llevaron su iPad, teléfonos, pistolas”.

El Jeep del joven fue hallado quemado a pocas millas de donde fue hallado el cuerpo del soldado.

“Alguien allá afuera sabe algo. Hay más de una persona involucrada en esto”, planteó el progenitor.

Dos meses después de reportado el crimen, no hay respuestas contundentes de las autoridades militares y policiales sobre las circunstancias que culminaron en el asesinato del joven de 27 años.

El Departamento de Policía de Harker Heights y el Comando de Investigación Criminal del Ejército de Estados Unidos (CID) están a cargo de la pesquisa.

La oficina policial dijo a la referida televisora que el caso sigue bajo investigación y que no hay avances al momento.

El de Roecrans es uno de tres casos de soldados de Fort Hood desaparecidos y asesinados dentro de la base o cerca de las instalaciones del llamado “Gran lugar”, en menos de un año, que no han sido aclarecidos.

Las familias de Vanessa Guillén y de Gregory Morales también dan la batalla para que se conozca la verdad detrás de sus muertes y se procese criminalmente a los responsables.

En el caso de Brandon, en un principio, sus padres no estaban de acuerdo a que se enlistara, ya que preferían que se matriculara en la universidad.

Pero, según Thomas Berg, cuando su hijo partió para Fort Jackson para su entrenamiento inicial empezó a notar su progreso hasta que se graduó.

“Cuando vino del Ejército -yo había criado un hombre, pero ellos lo hicieron un gran hombre” , describió el padre “El sabía cómo hablarle a una dama, fue entrenado con el ‘sí, señor, no señor’… sabía cómo hablar con una chica y de qué manera. Eso siempre se quedó conmigo”, recordó el entrevistado residente en Missouri.

Brandon ingresó al Ejército en mayo de 2018. Oficiales en Fort Hood confirmaron que el militar debía reportarse a su puesto la semana en que fue asesinado.

Rosecrans servía como oficial de intendencia y reparador de equipo químico con el Equipo de Combate de la Tercera Brigrada Armada de la Primera División de Caballería.