Inmigrantes endurecen batalla contra prohibición migratoria de Trump

Las órdenes del presidente provocan un nuevo caos migratorio
Inmigrantes endurecen batalla contra prohibición migratoria de Trump
El presidente ha cambiado las reglas migratorias.
Foto: USCIS / Getty

A través de dos esfuerzos en paralelo, más de un centenar de aspirantes a la Residencia Permanente, sus familiares y empleadores han presentado luchan contra las prohibiciones migratorias del presidente Donald Trump de abril y junio.

Los abogados alegan que el mandatario sobrepasó su autoridad sin tener en cuenta las leyes federales de inmigración.

Los recursos son apoyados por defensores de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), Mayer Brown LLP y otras organizaciones actualizaron su demanda en la corte federal de Washington D.C. para desafiar las prohibiciones, reportó Law360.

Los expertos indican que la decisión del Gobierno federal afecta a los trámites para obtener la “green card” basadas en la familia, como a las visas de trabajo temporal.

Las empresas que apoyan la demanda actualizada el viernes pasado argumenta que las restricciones emitidas en abril y ampliadas en junio para proteger los empleos de los EE. UU. durante la pandemia de coronavirus, son “irracionales” y, en realidad, minarán la economía.

“La prohibición afecta a los trabajadores, innovadores, emprendedores y consumidores nacidos en el extranjero de los que depende la economía para la estabilidad y el crecimiento continuo, y obstaculiza a las empresas estadounidenses de todo el país para que administren eficazmente sus necesidades laborales”, dice la queja.

Los abogados indican que las prohibiciones han separado a las familias al impedir que parientes con visa no puedan viajar a EE.UU., además de que suspenden nuevas “green card” para familiares, incluidos cónyuges, de residentes permanentes de Estados Unidos.

Uno de los demandantes que lidera la queja, Nazif Alam, es Residente Permanente y había aplicado por esa protección migratoria para su esposa, pero la prohibición migratoria detuvo el proceso de la mujer que vive en Bangladesh.