5 alimentos que causan mal aliento

El mal aliento es una condición penosa que en muchas ocasiones se relaciona directamente con la alimentación

La deshidratación, una mala higiene bucal y algunos problemas digestivos son las principales causas del mal aliento.
La deshidratación, una mala higiene bucal y algunos problemas digestivos son las principales causas del mal aliento.
Foto: shutterstock

Probablemente el mal aliento sea una de las condiciones más vergonzosas que existen y en muchas ocasiones quienes lo padecen son los últimos en enterarse. Sin embargo es importante saber que existen muchos factores que se relacionan con su aparición, lo cierto es que puede ser una situación ocasional o también ser parte de un problema crónico con otras connotaciones.

El mal aliento es conocido también como halitosis y según datos revelados por Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), el 30% de la población adulta en algún momento de su vida ha padecido mal aliento. Existe una creencia que se enfoca en la salud del tracto intestinal como causa principal, es por ello que muchos le atribuyen el problema a padecimientos digestivos y hepáticos. También diversos especialistas en salud dental señalan que la razón más frecuente del mal aliento se encuentra directamente en la boca, es decir se debe a la presencia de una serie de bacterias en la cavidad oral concretamente en la parte trasera de la lengua.

El mal aliento se da debido a la aparición de unos gases llamados compuestos sulfurados volátiles en la cavidad bucal y está comprobado que son derivados de una mala salud bucal. Y también una causa importante se relaciona con malos hábitos como es el caso del tabaquismo, alcoholismo y también una de las principales causas radica en la alimentación. Así como existen comidas que son un buen aliado para mejorar la halitosis, existen otras que lo agravan.

1. Ajo y cebolla

El ajo y la cebolla sin lugar a dudas son los primeros y más populares en la lista. Pertenecen a la familia de las verduras allium a la cual también pertenecen alimentos como el puerro, poro y las cebolletas. Lo que sucede con este grupo de vegetales es que a pesar de sus extraordinarios beneficios para la salud, se caracterizan por ser portadores de un fuerte aroma y desprenden sulfatos que causan el mal aliento. Esto se debe a su contenido en átomos de azufre que se enlazan a átomos de carbono, los cuales se asocian con malos olores. Por otra parte se cuenta con información que señala que las comidas ricas en azufre, pueden servir de alimento para las bacterias que habitan la cavidad bucal. 

Suplementos de ajo.
Ajo. /Foto: Shutterstock

2. Productos de origen animal

Una de las principales recomendaciones para combatir el mal aliento es vigilar el consumo de aquellos alimentos que sean de origen animal, como es el caso de carnes rojas, pescados, huevo, lácteos y otros tipos de carnes. Esto principalmente se debe a su alto contenido en grasas, que se puede derivar en problemas digestivos como la gastritis y reflujo que se relacionan con el mal aliento. Por otra parte los alimentos de origen animal se destacan por su alto contenido en aminoácidos que contienen azufre, cisteína y melatonina. 

Costillas. /Foto: Shutterstock

3. Verduras crucíferas

Este tipo de vegetales son un gran aliado nutricional y de hecho su consumo se asocia con grandes beneficios para la salud. Sin embargo no son el mejor aliado del aliento, esto se debe a su contenido en glucosinolato que se trata de un compuesto rico en azufre y que se relaciona directamente con el mal aliento. Una vez que se digieren, el azufre se libera en la sangre y genera un mal olor, el cual se desprende a través de los pulmones y la saliva.

Clorofila
Verduras crucíferas. /Foto: Pexels

4. Café

Todos disfrutamos de una buena taza de café para llenarnos de energía en las mañanas, lo cierto es que cuando nos excedemos en cafeína aumenta el riesgo de padecer mal aliento. Esto se debe a que el café tiende a producir deshidratación y este es un entorno muy favorable para la propagación de las bacterias causantes del mal olor, también influye la disminución en la producción de saliva. Un buen consejo es siempre acompañar tu café con un vaso grande de agua.

café
Café. /Foto: Pixabay

5. Atún enlatado

El atún en lata es uno de los productos de despensa más básicos y utilizados en la cocina de muchos hogares. Sin embargo se trata de un producto que desprende un olor fuerte que se aloja por mucho tiempo en la cavidad bucal. Lo que sucede con los pescados, mariscos y sobre todo aquellos que vienen en conserva es que se oxidan en la boca y producen en mal olor. Una buena recomendación es una adecuada higiene bucal después de consumirlos o bien masticar algunas hojitas de menta fresca. 

atún
Atún en ñata./Foto: Shutterstock