Medicaid y Medicare, 55 años ofreciendo salud a los más vulnerables

El 30 de julio de 1965, el presidente Lyndon B. Johnson firmó una ley que estableció los programas de Medicare y Medicaid. Durante más de 50 años, estos programas han estado protegiendo la salud y el bienestar de millones de familias estadounidenses, salvando vidas y mejorando la seguridad económica de la nación.

Aunque Medicare y Medicaid comenzaron como programas de atención médica básica para los estadounidenses que no tenían seguro de salud, han cambiado a lo largo de los años para proporcionar acceso a procedimientos médicos complejos, educación, nutrición, y otros servicios para el bienestar y desarrollo familiar.

Qué es y quiénes califican para Medicaid

Medicaid es el programa federal gerenciado por los estados que, junto con el Programa de Seguro Médico Infantil (CHIP), brinda cobertura de salud a más de 72.5 millones de estadounidenses, incluidos niños, mujeres embarazadas, padres, personas mayores e individuos con discapacidades. 

Este programa es la principal fuente de cobertura de salud del país. El 30% de los beneficiarios adultos de Medicaid son latinos,  aunque el porcentaje varía dependiendo del estado.

Un  informe de Unidos US de 2017 mostró que el 36% de los niños que tienen CHIP son latinos.

Para participar en Medicaid, la ley federal requiere que los estados cubran a ciertos grupos de personas de manera mandatoria. Las familias de bajos ingresos, las mujeres embarazadas y los niños que califican, así como las personas que reciben  Ingreso de Seguridad Suplementario (SSI) son ejemplos de grupos que son elegibles. 

El SSI es un dinero en efectivo que provee el Seguro Social a individuos que tienen discapacidades, como personas ciegas, adultos mayores y otros que no tienen los recursos para obtener alimentos y vivienda por sí mismos. 

Medicaid cubre un amplio espectro de servicios, desde médicos y hospitalarios, hasta de vacunas y cuidado materno infantil.

  • Medicaid y COVID-19

Los estados tienen opciones adicionales de cobertura y pueden optar por cubrir a otros grupos, como las personas que reciben servicios de salud ​​en el hogar y en los centros comunitarios, o niños en hogares de cuidado temporal.

En 2010, la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, popularmente conocida como Obamacare) creó la oportunidad para que los estados expandieran la cobertura de Medicaid para cubrir a casi todos los estadounidenses de bajos ingresos menores de 65 años. 

Esto significó que personas que tenían un salario un poco más alto que lo que establecía el requisito de elegibilidad ahora podían calificar.

La mayoría de los estados han optado por ampliar la cobertura a los adultos, y aquellos que aún no han expandido Medicaid pueden decidir hacerlo en cualquier momento.

  • Medicaid y CHIP, abiertos todo el año

Según un informe de la Kaiser Family Foundation, desde enero de 2019, 49 estados cubren a niños en familias con ingresos de al menos el 200% del nivel federal de pobreza (lo que equivale a $42,660 por año para una familia de tres) a través de Medicaid y CHIP.

También desde enero de 2019, 32 estados cubren a padres y otros adultos con ingresos de hasta 138% FPL ($29,435 por año para una familia de tres y $17,236 por año para una persona) bajo la expansión de Medicaid, indica la misma fuente.

Aunque la cobertura de salud se amplió a más de 70 millones de personas desde que entró en vigencia ACA, los hispanos todavía son uno de los grupos más vulnerables a la hora del acceso a la atención médica.

La inscripción para Medicaid y CHIP se puede realizar en cualquier momento del año. Es muy importante que busques información sobre Medicaid en tu estado, porque quizás antes no calificabas pero ahora, con las nuevas reglas de ingresos, eres elegible.

Inmigrantes y Medicaid

Todos los ciudadanos, nacidos en el país o naturalizados, tienen derecho a tener Medicaid o CHIP, por supuesto, si cumplen con los requisitos de elegibilidad. 

Los inmigrantes a los que se define como “no ciudadanos calificados” generalmente también son elegibles para estas coberturas, si cumplen con las normas de ingresos y residencia de su estado.

Para obtener cobertura de Medicaid y CHIP, muchos “no ciudadanos calificados” (como las personas con green card) tienen un período de espera de 5 años. Esto significa que deben esperar 5 años después de recibir el estatus de inmigrante “calificado” antes de poder obtener cobertura de Medicaid y CHIP. Sin embargo, los estados tienen el poder para reducir ese tiempo de espera o simplemente eliminarlo.

El término “no ciudadano calificado” incluye:

  • Residentes permanentes 
  • Personas con status de asilo
  • Refugiados
  • Cubanos  
  • Personas en libertad condicional por al menos un año
  • Personas que hayan entrado al país de manera condicional antes de 1980
  • No ciudadanos víctimas de violencia doméstica
  • Personas que estén tramitando sus visas por ser víctimas de tráfico humano
  • Una persona que enfrente la deportación a la que se le haya concedido un período de gracia.
  • Miembro de una tribu india reconocida a nivel federal o indio americano nacido en Canadá

Es importante saber que los inmigrantes indocumentados no tienen derecho a participar de estos programas, sin embargo, algunos estados han avanzado con iniciativas locales para cubrirlos.

Por ejemplo, California cubre a los menores de edad sin papeles a través de Medi-Cal, la versión estatal de Medicaid (unos 250,000 niños y adolescentes).

En las familias con estatus migratorio mixto es importante que los padres sepan que sus hijos nacidos en los Estados Unidos pueden beneficiarse de Medicaid o de CHIP, si la familia cumple con los requisitos de elegibilidad.

Qué es y quiénes califican para Medicare

El Medicare es un programa de salud federal que cubre a las personas de 65 años y más; a ciertas personas más jóvenes con discapacidades y a pacientes con enfermedad renal avanzada.

Al 2020, el Medicare tiene 44 millones de beneficiarios. Pero se espera que la inscripción se eleve a 79 millones para 2030.

El programa está compuesto de tres partes que cubren diferentes servicios:

  • Medicare Parte A (seguro hospitalario). Cubre estadías en el hospital para pacientes hospitalizados, atención en un centro de enfermería especializada, atención de hospicio y algunos cuidados de salud en el hogar.
  • Medicare Parte B (seguro médico). Cubre ciertos servicios médicos, atención ambulatoria, suministros médicos y servicios preventivos.
  • Medicare Parte D (cobertura de medicamentos recetados). Ayuda a cubrir el costo de los medicamentos recetados, incluidas muchas vacunas o vacunas recomendadas).

Cuando se realiza la inscripción a Medicare, Se debe elegir qué tipo de cobertura se desea. Son dos opciones:

Medicare original. Incluye Medicare Parte A (seguro hospitalario) y Medicare Parte B (seguro médico). El beneficiario paga los servicios a medida que los recibe. Cuando recibes servicios, pagarás un deducible al comienzo de cada año, y generalmente pagas el 20% del costo del servicio aprobado por Medicare, llamado coseguro. Si deseas cobertura de medicamentos, puedes agregar un plan de medicamentos por separado (Parte D).

Este tipo de Medicare paga gran parte, pero no todo, del costo de los servicios y suministros de atención médica cubiertos. Una póliza de seguro suplementario de Medicare (Medigap) puede ayudar a pagar algunos de los costos restantes de atención médica, como copagos, coseguros y deducibles. Algunos planes de Medigap también cubren servicios que el Medicare original no cubre, como la atención médica cuando viajas fuera de los Estados Unidos.

Medicare Advantge. Estos planes “integrados” incluyen la Parte A, la Parte B y, por lo general, la Parte D. La mayoría de los planes ofrecen beneficios adicionales que el Medicare original no cubre, como visión, audición y atención dental. Los planes de Medicare Advantage tienen contratos anuales con Medicare y deben seguir las reglas de cobertura de Medicare. 

Cada plan Medicare Advantage puede cobrar diferentes costos de bolsillo. También pueden tener diferentes reglas sobre cómo obtener servicios.

El Período de Inscripción Abierta de Medicare se extiende desde el 15 de octubre al 7 de diciembre de cada año.