Arrestada por llevar bikini de tanga en playa pública

Aparentemente, una mujer se sintió ofendida por el bikini que llevaba la arrestada y llamó a la policía

Una conocida acróbata profesional fue arrestada por agentes de policía por usar un bikini tanga en Myrtle Beach, Carolina del Sur.

Sam Panda, que vive en Taipei, Taiwán, había estado en la playa con amigos durante el fin de semana cuando el departamento de policía recibió una queja sobre su bikini.

En las imágenes tomadas en la escena, se podía ver a los oficiales esposando a Sam, a pesar de su protesta: “Literalmente uso esto en la playa todos los días”. Al aclarar que Sam estaba siendo detenida, se escuchó a un hombre filmando el incidente interrogando a los oficiales sobre por qué exactamente era ilegal usar bikini en la playa.

El oficial procede a leer las leyes a la mujer, que, según dicen los policías, establecen que “es ilegal que una persona esté desnuda en cualquier playa pública, en el mar o en cualquier propiedad pública a la vista de otras personas”.

En respuesta a esto, Sam argumentó que en realidad no estaba desnuda, lo que provocó una discusión sobre qué constituía exactamente la desnudez a los ojos de la ley.

Se podía escuchar al hombre detrás de la cámara afirmando que “llevar un tanga no es estar desnudo”.

Sin embargo, de acuerdo con el código municipal de Myrtle Beach, exponer las nalgas en un lugar público es, de hecho, ilegal:

“Es ilegal que una persona se muestre intencionalmente en cualquier lugar público en vestimenta o desnudez que exponga a la vista de otros los genitales humanos, masculinos o femeninos, el área púbica, el vello púbico, las nalgas, el ano, la vulva o cualquier porción del seno femenino debajo de la areola del mismo”

En 2009, las autoridades de Myrtle Beach endurecieron las leyes de exposición pública, permitiendo a los oficiales multar o arrestar a cualquiera que esté mostrando demasiada piel.

Estas nuevas leyes generaron opiniones diferentes en ese momento, ya que algunos residentes creían que usar un bikini tanga no debería verse como un gran problema.

Aunque las tangas no habían sido legales en la playa durante algún tiempo, la llamada “ordenanza sobre tangas” anterior estipulaba que los oficiales tenían que emitir una advertencia antes de entregar boletos, según un informe de 2009 de WMBF News.

En el video, que dura 20 minutos, un oficial niega la solicitud de Sam de que la deje ir, diciéndole: “Estás arrestada y esposada”. Más adelante en el clip, se puede escuchar a un oficial que afirmaba que Sam había sido detenida por “cómo [estaba] actuando”. Después de un buen rato, finalmente se le retiran las esposas.

En ese momento, un oficial le dice al hombre que sostiene la cámara que podría ir a la cárcel por “obstaculizar” si continuaba grabando. Sam y sus amigos continúan señalando que había varios asistentes en la playa de los que se podía decir que mostraban demasiado su cuerpo. Algunos de ellos eran hombres.

Después de que pasó un tiempo, a Sam se le permitió irse, y desde entonces ha compartido su historia en Facebook, con el hashtag #cancelMyrtleBeach: