Fiscal de Nueva York demanda para desaparecer la Asociación Nacional del Rifle

La fiscal Letitia James acusa de fraude a Wayne LaPierre y a otros tres funcionarios de la NRA
Fiscal de Nueva York demanda para desaparecer la Asociación Nacional del Rifle
Foto: Getty Images

La fiscal general de Nueva York, Letitia James, anunció una demanda para desaparecer la Asociación Nacional del Rifle (NRA) acusando a su CEO, Wayne LaPierre, y otros miembros de fraude por $64 millones de dólares en tres años.

James pidió a un tribunal de Nueva York que obligue a LaPierre y a tres de sus asociados clave a pagar a los miembros de la NRA por los fondos mal obtenidos y los salarios excesivos de los que se beneficiaron.

“La influencia de la NRA ha sido tan poderosa que ha impedido que nuestra nación tome medidas contra la violencia armada. Pero ha estado abusando de su poder, y bajo la apariencia, la NRA está podrida con el fraude y el abuso”, dijo. “Hoy, buscamos disolver la NRA, porque ninguna organización está por encima de la ley”.

Agregó que LaPierre, en casi tres décadas como vicepresidente ejecutivo “explotó la organización para su beneficio financiero y el de su familia”, además de círculo cercano. Se le señala por gastar cientos de miles de dólares de la NRA en viajes de avión privado, incluyendo paseo a las Bahamas con un costo de más de $500,000 dólares, además de comprarse un yate y ejecutar gastos excesivos mayores a los $3.6 millones de dólares en consultores.

Una de las principales acusaciones fueron la modificación de su propio contrato que le brinda beneficios por más de $17 millones de dólares, además de destinar fondos a su familia y recibir reembolsos de gastos por encima de $1.2 millones de dólares.

La Fiscal acusó a los líderes de la NRA de infringir las leyes estatales y federales y de firmar informes y declaraciones fraudulentas, según la investigación que comenzó en 2019.

La acusación, además de LaPierre, incluye al abogado general John Frazer, el extesorero Woody Phillips y el exjefe de gabinete Josh Powell.

Sobre Phillips, por ejemplo, se le señala de haber mentido en los formularios de divulgación financiera y estableció un trato por valor de más de $1 millón de dólares que benefició a su novia y beneficiarse él mismo –justo antes de su jubilación en 2018– con $1.8 millones de dólares, supuestamente para servicios de consultoría mensuales al tesorero entrante, quien aseguró que nunca recibió esas asesorías.

Powell, quien fue jefe de personal de LaPierre, fue despedido después de tres años y medio por, entre otras cosas, malversar fondos, como aumentarse el salario de $500,000 a $800.000 dólares.

Frazer es señalado por ayudar a encubrir varias de las faltas, además de no alertar sobre conflictos de intereses ni vigilar que cumplieran las leyes y certificar repetidamente declaraciones falsas o engañosas.

La Fiscal fue cuestionada sobre posibles quejas del presidente Donald Trump sobre la demanda, ya que la NRA es una de las más poderosas organizaciones que respaldan su reelección. Ella lo desestimó.

A pregunta expresa de este diario, la fiscal James no negó ni confirmó que parte del dinero del que acusa fue obtenido en forma fraudulenta fue destinado a alguna campaña política, pero señaló que la investigación al respecto continúa.

La NRA acusa “acto intimidatorio”

A través de un hilo en Twitter, la NRA acusó como un “acto intimidatorio” y un “ataque premeditado” la demanda de la fiscal James, afirmando que es una afrenta a la Segunda EnmieNda.

La Asociación incluso hizo un nexo entre el proceso electoral y el momento en que la Fiscal neoryoRquina –quien ha presentado varias demandas en contra de la Administración Trump– reveló la querella y la investigación aún en proceso.

“Este fue un ataque premeditado y sin fundamento contra nuestra organización y las libertades de la Segunda Enmienda”, afirmó la NRA. “Podría haber configurado su reloj: la investigación iba a alcanzar su punto culminante a medida que avanzamos en el ciclo electoral 2020”.

Señaló que se trata de una forma de “ganar puntos políticos” y atacar a la oposición de lo que calificó una “agenda izquierdista”, además de califica de “oportunista” a la demócrata.

“Esto ha sido un abuso de poder por parte de una oportunista política, un movimiento desesperado que forma parte de una venganza política. Nuestros miembros no serán intimidados ni acosados en su defensa de la libertad política y constitucional”, agregó.

La asociación afirma que se defenderá contra la demanda y “ganará”.

Cabe recordar que el 17 de julio, la NRA apoyó públicamente la reelección del presidente Trump , a quien también respaldó en 2016, aunado a que el mandatario ha sido orador en las convenciones de ese grupo y un fehaciente defensor de las armas.

El presidente Trump también criticó la acción de la fiscal James, acusando si el exvicepresidente Joe Biden gana la elección el 3 de noviembre “peligrará”  la Segunda Enmienda.

“Así como la Izquierda Radical de Nueva York intenta destruir a la NRA, si Biden se convierte en Presidente tu Gran Segunda Enmienda no tendrá oportunidad. Tus armas serán retiradas inmediatamente sin ninguna alerta. ¡No policía, no armas!”, escribió el mandatario.

Respaldo de organizaciones

Organizaciones en lucha contra la venta de armas apoyaron la decisión de la fiscal James, incluso utilizaron la frase “pensamientos y oraciones”, que miembros de la NRA mencionan cuando hay algún tiroteo masivo para congratularse con las familias de las víctimas.

“Pensamiento y oraciones hoy para la NRA, que está perdiendo dinero y poder político tan rápidamente que al final de este caso, podría no quedar nada para disolver”, celebró Shannon Watts, fundadora de Moms Demand Action.

En tanto John Feinblatt, presidente de Everytown for Gun Safety, acusó a la NRA de “causar daños irreparables” a millones de familias, además de recordar que se ha acusado la corrupción dentro del grupo.

“La NRA ha puesto en peligro millones de vidas y ha causado daños indescriptibles a nuestro sistema político, y estamos de acuerdo con la Fiscal General James en que la disolución y todos los demás remedios deben estar sobre la mesa”, expresó Feinblatt.