María Celeste rompe el silencio: “Cuando me desperté me golpeó la realidad de mi nueva realidad”

Todo lo que dijo en un Facebook Live a un día de ser despedida de Telemundo
María Celeste rompe el silencio: “Cuando me desperté me golpeó la realidad de mi nueva realidad”
María Celeste Arrarás.
Foto: María Celeste Arrarás / Cortesía

A un día de haber sido despedida de Telemundo, Maria Celeste Arrarás rompió el silencio y, a través de un Facebook Live, contó cómo esta viviendo este momento fuera de Al Rojo Vivo con María Celeste’ que asegura que no se esperaba, pero que la ilusiona pensar qué le depara el futuro.

Durante más de 7 minutos, María Celeste, desde lo que había improvisado como set en su casa para el show, habló de todo, de lo bueno, de lo malo, de cómo se siente, del futuro, y quiso dejar claro que entiende que esta no fue una decisión personal de la cadena en contra de ella, y que se encuentra agradecida con todos los años que estuvo en Telemundo.

Aquí un resumen de lo que dijo:

-“Como saben ya no estoy con el programa, ni estoy con Telemundo, antes que nada les digo que estoy bien, dentro de lo que cabe, pero estoy bien. Y digo dentro de lo que cabe, porque a nadie le gusta perder su empleo, en mi caso estoy bien y esto es algo que siempre le digo a mis hijos: en la vida siempre hay que mirar el vaso la mitad lleno, si no cuando tiene momentos difíciles se hace la víctima, y empieza a culpar a otros y a tratar de complicar el cuadro, que ya de por sí, uno tiene complicado”.

-“Yo entiendo que la decisión que tomó la empresa la tomó sin ser algo personal, y que fue porque estamos viviendo momentos muy difíciles que está pasando a través de toda la industria… No lo tomo que fue algo contra mí, y eso me ayuda mucho a tener mi mente tranquila, despejada. Y también pienso que todo esto que esta pasando, soy una persona con suerte porque todavía me quedaba un contrato bastante largo con Telemundo, y la empresa me lo va a honrar, por lo que tengo una estabilidad económica que otras personas hoy no tiene”.

-“Por supuesto a nadie le gusta perder el empleo, y a nadie le gusta dejar de hacer lo que a uno le apasiona… En mi caso, yo se que vienen muchísimas cosas buenas. En las últimas horas he recibido tantas llamadas de posibles proyectos buenos, que los voy a comenzar a analizar a partir de la próxima semana, porque esta me la quiero tomar bien tranquila para digerir todo lo que ha pasado. Uno siempre tiene que analizar bien por qué pasan las cosas y sobre todo para qué”.

-“¿Qué me depara en el futuro?, pues yo no lo sé, lo bueno es que se abre ante mí una posibilidad, un camino brillante que me deslumbra de tantas cosas que puedo hacer, pero voy caminando hacia ese camino de una forma muy ilusionada, muy entusiasmada, con mucha excitación”.

-“Tengo también la ventaja de que mi papá era político en Puerto Rico, y he aprendido que cuando estaba arriba tenía un séquito de personas que lo alababan, que lo idolatraban mucho… Y cuando estaba abajo solamente estaban los buenos amigos. Yo aprendí de pequeñita que uno no se puede deslumbrar por la fama, ni por su duración, y que uno tiene que ser una persona sencilla, que tiene los pies bien puestos en la tierra”.

-“Yo siempre he estado delante de las cámaras porque amo, me apasiona ser periodista, me apasiona informar, pero no por estar en una portada o un titular o algo así. Por ese lado no me afecta tanto porque se que voy a estar en contacto con ustedes”.

-“Esta mañana, porque tampoco les voy a pintar un panorama color de rosas, cuando me desperté me golpeó la realidad de mi nueva realidad, de que ya no me tengo que levantar a las 6 de la mañana para empezar a buscar noticias, para la reunión editorial que teníamos todas las mañanas, para empezar a preparar reportajes y entrevistas, y la vorágine maravillosa de hacer un show de televisión”.

-“Ahora me levanté y me puse a fregar los platos que mis hijos me dejaron anoche, porque me cocinaron, me consintieron pero me dejaron los platos sucios, hice labor de ama de casa. Y cuando me entró esa ansiedad, por ese vació que te deja cuando tienes tanta actividad, lo que hice fue sacar a mi perro Archie, lo saqué tres veces”.

Recordemos que en el día de ayer, mientras aún estaba procesando el público el despido de Rashel Díaz, llegó la noticia de que María Celeste también había salido de Telemundo.

Arrarás llevaba 19 años en la cadena. Fue el primer gran pase de Univision a Telemundo, y el primer talento en irse de la cadena número uno y el show de mayor rating como ‘Primer Impacto’, para apostar a la compañía que prometía tener un gran futuro.

Sin embargo, a casi 20 años de aquella apuesta, y debido a los fuertes recortes dentro de la compañía NBC/Comcast, su jefe directo, Luis Fernández, presidente de Noticias de Telemundo, le informó que a partir de hoy ya no sería parte del equipo, pese a que aún su contrato no se ha terminado.