Joe Biden elige a Kamala Harris como su posible vicepresidenta

En el camino quedaron Susan Rice y Karen Bass, mencionadas como algunas de las favoritas
Joe Biden elige a Kamala Harris como su posible vicepresidenta
La senadora Kamala Harris es la compañera de campaña, y posible vicepresidenta, de Jove Biden.
Foto: Scott Olson / Getty Images

Las especulaciones terminaron. El exvicepresidente Joe Biden reveló que la senadora Kamala Harris (California) es su compañera de campaña y posible vicepresidenta.

“Tengo el honor de anunciar que he seleccionado a @KamalaHarris… como mi compañera de carrera”, escribió el demócrata.

En la competencia quedaron la exasesora de Seguridad Nacional, Susan Rice, y la congresista Karen Bass (California), aunque también estuvo contemplada la senadora Elizabeth Warren (Massachusetts).

“Joe Biden se postula para restaurar el alma de la nación y unir al país para hacernos avanzar”, señaló la campaña del demócrata. “Joe sabe más sobre la importancia de la Vicepresidencia que cualquiera, y confía en que Kamala Harris será la mejor socia para que, finalmente, el país se vuela a encarrilar”.

Fuentes del Partido Demócrata confiaron a este diario que la decisión era complicada, pero Harris lideraba la contienda, debido a su trabajo como exfiscal en California, además de ser una figura conocida a nivel nacional y no tener polémicas en contra, aunado a sus raíces afroamericanas, un factor esencial en la decisión.

Sobre Rice, indicaron las fuentes, pesaron las polémicas como asesora del expresidente Barack Obama, incluido cómo lidió con el ataque en Benghazi, Libia, que terminó con la vida del embajador Chris Stevens.

Acerca de Bass lo más complicado era su poca proyección nacional.

La campaña del exvicepresidente Biden destaca que la elección de Harris ayudará a “sanar al país” y señala al presidente Donald Trump de “haber empeorado todo”.

“Ha seguido políticas económicas que recompensan la riqueza por encima del trabajo y benefician a las corporaciones y a sus amigos sobre las familias trabajadoras”, indica. “Ha utilizado la división y ha avivado el odio con fines políticos, enfrentando a los estadounidenses entre sí… Joe sabe que Kamala estará lista para abordar el trabajo que se necesita para sanar a nuestro país desde el primer día de la administración Biden-Harris“.

La especulaciones de que Harris sería la compañera de fórmula de Biden se intensificaron a finales de julio, tras destacarse una fotografía de un tarjeta de notas que sostenía el aspirante presidencial donde apuntaba diversos aspectos de la senadora: “No guardar rencor”. “Hace campaña conmigo y Jill”. “Talentosa”. “Gran ayuda para la campaña”. “Gran respeto por ella”.

Desde que se perfiló como el virtual candidato del Partido Demócrata aumentó la presión a Biden para elegir a una mujer como compañera de fórmula, a lo que se agregó el factor racial, en medio de las protestas intensificadas por la muerte de George Floyd y el crecimiento del movimiento Black Lives Matters sobre cuyas premisas no está del todo de acuerdo el exvicepresidente, como la desaparición de los cuerpos policiaco.

Entre los hispanos, Harris es conocida, pero durante las campañas primarias –ya que compitió por la candidatura– diversas encuestas revelaron que era una de las favoritas entre la comunidad. En una encuesta de Univision de julio de 2019, Harris y el ex secretario de Vivienda, Julián Castro, lideraron la lista. Ella con 22 por ciento del respaldo y él con el 18 por ciento.

En posteriores encuestas nacionales, el mayor apoyo de los votantes latinos fue por el senador Bernie Sanders (Vermont), seguido por Biden y la senadora Warren.

La confirmación de la nominación de la dupla Biden-Harris para competir el 3 de noviembre será la siguiente semana en la Convención Nacional Demócrata, donde ambos serán oradores en distintos días, pero este miércoles ambos darán un mensaje conjunto en Wilmington, Delaware, informó el equipo de campaña.

Hija de inmigrantes

La madre de la senadora Harris migró de la India a los Estados Unidos. Su padre de Jamaica. Esta demócrata impulsó su vida y su carrera con el coraje de los inmigrantes. Su madre le decía: “No te sientes a quejarte de las cosas. Haz algo”.

Harris lleva seis años casada con Doug. Es la madrastra de Ella y Cole, sobre quienes se refiere como su “fuente inagotable de amor y pura alegría”.

En 2010, la senadora se convirtió en la primera mujer afroamericana en ser elegida Fiscal General de California, a cargo del segundo sistema judicial más grande de los EE.UU., solamente detrás del Departamento de Justicia, manejando un presupuesto de $735 millones de dólares y estar al frente de más de 4,800 fiscales.

Su carrera como abogada tomó ascenso en su lucha por las familias trabajadoras en la Oficina del Fiscal de Distrito del condado de Alameda, donde trabajó en de agresión sexual infantil. Luego fue fiscal de Distrito en San Francisco, donde inició un programa para brindar a los infractores de drogas una segunda oportunidad de obtener un título de secundaria y encontrar un trabajo.

Harris ha sido una férrea defensora de los inmigrantes, atacando las políticas del presidente Trump. En junio de 2019, todavía en campaña por la candidatura presidencial demócrata, la senadora prometió luchar por los “dreamers” buscando asegurarles su camino a la ciudadanía.

“Cada día en la vida de un soñador que teme la deportación es un día extenso”, dijo. “Los soñadores no pueden darse el lujo de sentarse y esperar a que el Congreso se ponga en marcha. Sus vidas están en juego”.

La senadora se graduó de la Universidad de Howard, la cual compartió una fotografía de ella de cuando era estudiante y formaba parte de la hermandad Alpha Kappa Alpha.

“Desde el Hilltop al Capitol Hill, muchas felicidades a nuestra alumna, la senadora @KamalaHarris, la candidata demócrata a vicepresidenta de los Estados Unidos”, publicó su Alma Máter.

Obtuvo título en Derecho de la Facultad de Derecho Hastings de la Universidad de California.

En 2016, Harris fue electa para su posición en el Senado, desde donde ha impulsado y apoyado proyectos de leyes para ayudar a la clase media, aumentar el salario mínimo a $15 dólares la hora, reformar el programa de fianza en efectivo y defender los derechos legales de los refugiados y los inmigrantes.

Es una de las demócratas de mayor rango en esa Cámara, donde es miembro del Comité Selecto de Inteligencia, el cual se ocupa de las amenazas internacionales y de seguridad nacional más delicadas de la nación, por lo cual recibe los reportes de Seguridad Nacional.