¿Por qué nadie quiere al Leipzig?

El Red Bull Leipzig fue fundado en 2009 y es el club más odiado en Alemania
¿Por qué nadie quiere al Leipzig?
El equipo pertenece a la multinacional de bebidas energéticas.
Foto: Getty Images

Este jueves el RB Leipzig dio la sorpresa en la Champions League al vencer al Atlético de Madrid y lograr por primera vez un boleto a la justa continental, por lo que seguramente la animadversión hacia este equipo crecerá porque ya es considerado el cuadro más odiado en la bundesliga.

El Red Bull Leipzig es un equipo reciente con una historia fascinante fue fundado en 2009 e inició jugando en quinta división; en 2010 ascendió a cuarta división; en 2013 llegó a tercera división; para 2014 subió a segunda división; para 2016 logró ascender a la Bundesliga y un año después fue subcampeón de la máxima categoría alemana; y este jueves consiguió su pase a la semifinalista de la Champions.

¿Cuál es la razón del odio al RB Leipzig?

La razón del despreció tiene que ver con su propietarios: la multinacional de bebidas energéticas Red Bull, que en 2009 compró la licencia para hacerse de un equipo de quinta división.

Gracias a la fuerte inversión económica, el club ha llegado hasta la semifinal de una Champions, pero si se preguntan qué tiene eso de malo, sí así funciona el fútbol, a cañonazos de billetes, ese es el problema.

El foco de la ira es el modelo de propiedad del Leipzig y su dueño, la compañía Red Bull, porque los clubes del fútbol alemán tradicionalmente han pertenecido a sus socios, quienes poseen la mayoría de las acciones en el ente que controla el equipo.

La excepción más conocida hasta ahora había sido la del Wolfsburgo, que pertenece a la fabricante de automóviles Volskwagen, pero en este caso se hace referencia a un club que nació impulsado por los trabajadores de la compañía antes de la Segunda Guerra Mundial.

Oficialmente el RB Leipzig pertenece a 17 miembros, lo que le permite cumplir en la práctica con el reglamento, pero no en el espíritu, es lo que alega la afición alemana, “no es un club, es el equipo de una marca”.

Es un club construido para impulsar las ganancias de Red Bull y nada más“, es parte del argumento de las múltiples críticas que ha recibido el RB Leipzig.

Te puede interesar:

El épico gol de Tyler Adams: le dio el pase al RB Leipzig e hizo historia para el fútbol de Estados Unidos