Dejó la venganza pendiente: Debut agridulce del hijo de Rey Mysterio en la WWE

Dominik Mysterio mostró habilidad en el cuadrilátero, pero no pudo vencer a Seth Rollins

El Amo del 619 acompañó a su retoño en la esquina.
El Amo del 619 acompañó a su retoño en la esquina.
Foto: Getty Images

Este domingo debutó en SummerSlam el hijo de Rey Mysterio, Dominik, quien tuvo una noche agridulce, ya que lució bien, pero terminó derrotado a manos de Seth Rollins.

Dominik Mysterio subió al ring por primera vez de forma oficial, con el difícil objetivo de derrotar al Mesías, uno de los mejores luchadores de toda la WWE, para cobrar venganza por lo sucedido con su padre.

Esta rivalidad comenzó hace unos meses, cuando Rollins hirió severamente el ojo de Rey Mysterio y el primogénito del luchador juró cobrar venganza. A lo largo de estas semanas se han “castigado” ocasionalmente en apariciones fugaces en el ring, pero fue hasta el SummerSlam que se dio el combate oficial.

En la magna función veraniega de la WWE, el vástago del Amo del 619, quien se encontraba apoyándolo en la esquina, pero no intervino en la lucha por una promesa que le hizo a su hijo, demostró estar preparado y manejar varios estilos de lucha libre: lances, llaveo y hasta pelea con armas, ya que no faltaron las sillas, mesas y palos de kendo.

Orgulloso de sus raíces mexicanas, Dominik se comunicaba con su padre en la esquina hablando en español. Se escucharon frases como “Me voy a meter, cabrón”, cuando Rey Mysterio no soportaba ver el castigo que le daban a su hijo y “No, yo lo arreglaré” como respuesta del primogénito.

Pese a lo reñido de la lucha, el duelo parecía que terminaría a favor del discípulo de Konnan, ya que metió en problemas en varios momentos al Mesías, pero el colmillo y el juego sucio de su rival apareció para quitarle la victoria, cuando el latino subió a la tercera cuerda, ejecutó una plancha y Rollins encogió las rodillas para dejar lastimado sobre la lona a Dominik y pisotearle la cara antes de vencerlo.

En esta ocasión la familia Mysterio no pudo cobrar venganza, pero quedó claro que habrá más oportunidades y el heredero de la dinastía demostró que no tardará mucho en conseguir su objetivo.