Fiscal de Nueva York demanda al Gobierno de Trump por intentar obstruir el voto por correo

Letitia James busca detener cualquier cambio en la oficina de USPS que afecte la elección del 3 de noviembre

La fiscal general Letitia James defiende el derecho a votar por correo.
La fiscal general Letitia James defiende el derecho a votar por correo.
Foto: Michael M. Santiago / Getty Images

La fiscal general de Nueva York, Letitia James, presentó una demanda en contra del Gobierno del presidente Donald Trump por sus intentos de desmantelar el sistema de voto por correo.

La demanda acusa acciones de la Administración federal para complicar el procesamiento de sufragios en forma remota, esto a través de cambios propuestos por la Oficina de Correos (USPS) antes del 3 de noviembre, por lo que también se integra al director general de esa dependencia, Louis DeJoy.

“No podemos dejar que esto suceda”, expresó la fiscal James en conferencia de prensa. “Haremos todo lo posible para detener los esfuerzos del presidente… de evitar que los votantes elegibles ejerzan su derecho”.

La fiscal James se integra a una coalición de estados y ciudades de todo el país en la presentación de la demanda en un tribunal federal del Distrito de Columbia. La queja es respaldada por la ciudad y el estado de Nueva York, Hawai, Nueva Jersey y la ciudad de San Francisco.

Entre las acusaciones se indican acciones de USPS para retirar buzones de correo y las máquinas de clasificación de correo, reducir las horas extra para el personal, prohibir los viajes tardíos y adicionales que garantizan que el correo se entregue de manera oportuna y constante.

Acusa que los cambios en la Oficina de Correos coinciden con las declaraciones del presidente Trump en contra del voto remoto, ya que temen que eso dañaría la capacidad de los republicanos para ganar elecciones.

James estuvo acompañada de los congresistas Jerry Nadler, Brian Higgins, Yvette Clarke, Paul Tonko, Grace Meng, Kathleen Rice, Adriano Espaillat y Joseph Morelle, quienes acusaron al presidente Trump de “sabotear” este sistema de votación y causar retrasos.

El presidente Trump ha acusado que esta forma de votación causará un “fraude masivo”. Esta mañana incluso tuiteó el envío de 80 millones de boletas no solicitadas, pero no presentó pruebas al respecto.

“Que nuestro País envíe 80 millones de BOLETAS NO SOLICITADAS es muy injusto y una hoja de ruta hacia el desastre. Incluso las elecciones recientes, pequeñas y fáciles de controlar, que hicieron esto, son un desastre catastrófico. Boletas fraudulentas y perdidas como nunca antes se había visto”, afirmó.

La semana pasada, DeJoy dijo que detendría los cambios en la oficina a su cargo, para evitar problemas en el procesamiento de votos, pero ya se habían retirado buzones de correo y se detuvieron máquinas para procesar envíos.