Niño vive con pieza de Lego atorada en la nariz durante 2 años

El accidente ocurrió en 2018. Sus padres y doctores intentaron extraer la pieza pero nunca la encontraron

La pieza siempre estuvo escondida.
La pieza siempre estuvo escondida.
Foto: Shutterstock

Muchos padres de familia, en el mundo entero, seguramente alguna vez experimentaron el susto de sus vidas cuando sus pequeños hijos se metieron objetos a la boca o nariz, poniendo en peligro sus vidas.

Eso fue lo que le ocurrió a una familia en Nueva Zelanda en el año 2018, cuando su hijo de 5 años llamado Sameer Anwar le avisó a sus padres que por accidente, se había introducido una pieza de Lego a la nariz.

Sus padres intentaron extraerle la pieza pero no la encontraron, por lo que dedujeron que el niño pudo haberla tragado. Aún así, lo llevaron a un hospital en donde un doctor lo revisó y tampoco la encontró, por lo que dieron por terminada la situación.

Pasaron varios meses y Sameer no presentaba ninguna molestia, pero tampoco expulsó la pieza de Lego. Sorprendentemente, 2 años después del incidente, el pequeño arrojó la pieza de una forma increíble.

Sameer se había inclinado sobre un plato de pastelillos para disfrutar el aroma. De inmediato, sintió un gran dolor en la nariz y le dijo a su madre que quizás había inhalado algunas migajas. Su mamá buscó un pañuelo y le pidió que se sonara. Ambos quedaron en shock cuando vieron que lo que salía era la pieza de Lego.

“Nunca esperamos que sucediera algo así. La pieza de Lego lucía algo asquerosa. Fue increíble”, dijo la madre.

“¡Encontré el Lego! ¡Ustedes me decían que ya no lo tenía en la nariz, pero ahí estaba!”, agregó el niño.