Acusan a exjefe del sindicato de policías de Boston por abuso sexual de menores

Patrick Rose enfrenta 16 acusaciones de abuso y violación sexual de menores

Acusan a exjefe del sindicato de policías de Boston por abuso sexual de menores
Foto: Getty Images

Un exjefe del sindicato de policías de Boston, Massachusetts, que ya fue acusado previamente de violar a un familiar menor de edad, ahora enfrenta 16 nuevos delitos y acusaciones de que agredió y abusó sexualmente de cuatro niños más, dijeron los fiscales.

Patrick Rose, un exoficial de policía de Boston y presidente de la Asociación de Patrulleros de la Policía de Boston, fue arrestado por cargos de abuso sexual de menores a principios de este mes. Esos cargos se derivaron de acusaciones de que agredió sexualmente a una familiar menor de edad desde que ella tenía 7 años.

Rose fue procesado el martes por los 16 delitos, según la oficina de la fiscal de distrito del condado de Suffolk, Rachael Rollins. Lo acusan de 11 delitos de violación infantil y cinco delitos de agresión indecente y agresión contra un niño menor de 14 años, informó NBC 10.

Los fiscales ahora dicen que Rose agredió sexualmente a cinco niños. De las nuevas víctimas, una supuestamente fue abusada en los últimos dos años, mientras que Rose supuestamente abusó de otras tres en la década de 1990.

En un comunicado, Rollins calificó el supuesto comportamiento de Rose de “desmedido”.

“No hay nada más horrible y depravado que abusar sexualmente de un niño, y en este caso se hace aún más incomprensible que el acusado sea un ex miembro de las fuerzas del orden”, dijo Rollins. “De hecho, hizo un juramento para proteger a las víctimas de cualquier daño, en lugar de eso, estaba atacando y dañando a nuestros niños más vulnerables e inocentes”.

Rose se declaró no culpable en su lectura de acusaciones, según The Boston Globe.

La jueza Kathleen Coffey aumentó la fianza de Rose de $250,000 dólares a $270,000 dólares, dijeron los fiscales. Mantuvo en vigor una orden de que Rose debe usar un monitor GPS, entregar su pasaporte, entregar cualquier arma de fuego así como su licencia para portar, no tener contacto sin supervisión con ningún niño menor de 16 años y mantenerse alejado y no tener contacto con sus víctimas.