IRS imparte guías para recortar impuestos a la nómina pese a temor por impacto a fondo de Seguro Social

El memorándum de las autoridades responde a la orden ejecutiva firmada por el presidente Donald Trump

El número de seguro social es personal.
El número de seguro social es personal.
Foto: Getty Images

El Servicio de Rentas Internas (IRS) y el Departamento del Tesoro emitieron las guías para que los empleados puedan dejar de pagar temporalmente la parte del impuesto al Seguro Social que les corresponde acorde con la orden ejecutiva firmada por el presidente Donald Trump el 8 de agosto.

Según el Aviso 2020-65, publicado este viernes en IRS.gov, la medida estaría activa desde el 1 de septiembre hasta el 31 de diciembre de 2020.

“El aplazamiento del impuesto de Seguro Social para empleados podría aplicar a pagos de salarios sujetos a impuestos, menos de $4,000 durante un periodo quincenal, con cada periodo de pago considerado por separado. No hay aplazamiento disponible para ningún pago a un empleado de salarios sujetos a impuestos de $4,000 o más por un periodo de pago quincenal”, aclara el comunicado.

Las disposiciones del memorándum no son de carácter obligatorio, por lo que quedará a discreción de cada empleador decidir si ajusta el sistema o no. En muchos casos, la expectativa es que las empresas descarten esa opción para evitar someterse a la complejidad de implementar los cambios. El hecho de que al siguiente año, los trabajadores tendrán que reponer el dinero que les sobrará ahora tampoco abona a que las compañías se inclinen a seguir las pautas de la administración Trump.

Grandes corporaciones como Walmart han estado esperando por las guías de las autoridades antes de decidir si procederán o no.

En el caso de la Cámara de Comercio, sus miembros expresaron dudas con el plan. “Bajo la ley actual, la orden ejecutiva crea una deuda impositiva sustancial para empleados al final del periodo diferido”, planteó la entidad en una carta al Congreso de Estados Unidos y al Departamento del Tesoro.

El tema de la exención de impuestos sobre la nómina ha provocado una cruenta división entre demócratas y republicanos, con los primeros argumentando que el verdadero interés del presidente es desfinanciar la Administración del Seguro Social, ya que los impuestos que se recortarían van dirigidos a sostener el Fondo de Fideicomiso del Seguro Social.

Incluso, el Jefe de la Administración del Seguro Social, Stephen Goss, advirtió que la agencia se quedaría sin fondos en un par de años si se procede con el recorte al impuesto sobre la nómina de Trump.

Goss escribió a cuatro senadores para advertir que el fondo del Seguro Social se agotaría en 2023 si se implementa la orden ejecutiva.

Trump anunció la orden de “payroll tax” hace unas tres semanas en medio del impasse en la Legislatura para aprobar un nuevo paquete de estímulo. Otra de las medidas anunciadas y que ya está en vigor es la del aumento de $300 extra semanales por desempleo. Bajo ese memorándum, se sugiere a los gobiernos estatales  aportar $100 para un monto total de $400. Sin embargo, ante la negativa de gobernadores, la orden sobre los fondos complementarios no es vinculante.