La broma que provocó la censura de Manuel “El Loco” Valdés en Televisa

La familia Valdés lo ha negado, sólo dice que todo quedó en una multa y una severa reprimenda verbal de Emilio Azcárraga Milmo

Manuel "El Loco" Valdés.
Manuel "El Loco" Valdés.
Foto: Archivo / Agencia Reforma

Si alguien desafió al sistema con su humor, ese fue “El Loco” Valdés.

Eran los años 70, gobernaba al País Luis Echeverría. Eran los tiempos en que Televisa era un “soldado del PRI”.

Millones de personas veían en su televisor ‘El Show del Loco’, y el comediante, siempre entrón, imaginativo, delirante, que suelta el chascarrillo:

¿Saben quién fue el presidente bombero?” Y ante las risas de los técnicos detrás de cámaras, escupió: “¡Pues ‘bomberito Juárez’!“.

Uno de los más importantes productores de Televisa en esa época confirmó a Grupo REFORMA que Emilio “El Tigre” Azcárraga Milmo, entonces mandamás de la empresa, quien veía el programa, se quedó atónito.

Este cabrón ya no trabajará aquí”, destacan que dijo Azcárraga Milmo cuando “El Loco” agregó: “¿Y quién lo ayudaba? Su esposa, Manguerita Maza de Juárez“.

Y así, sin más, en el corte a comercial, el comediante recibía la indicación de que se presentara con “el Jefazo”, Emilio Azcárraga Milmo.

La familia Valdés lo ha negado, sólo dice que todo quedó en una multa (de la Secretaría de Gobernación) y una severa reprimenda verbal de Azcárraga Milmo.

View this post on Instagram

Adiós a "El Loco" Valdés El actor y comediante mexicano murió la madrugada de este viernes a los 89 años, informó su hijo Pedro Valdés. Manuel tuvo una larga lucha contra el cáncer de cerebro que padecía desde 2017 y había ido empeorando su salud. . . Su nombre real era Fernando Manuel Alfonso Gómez de Valdés y Castillo y nació en la norteña Ciudad Juárez el 29 de enero de 1931. . . Con un humor poco elaborado pero espontáneo se había ganado el cariño y las carcajadas del público mexicano a través de la pantalla pequeña, la grande y también en los teatros durante una extensa carrera de siete décadas. . . Ante su fallecimiento, México pierde al tercero de cuatro hermanos que fueron iconos representativas para muchas generaciones y son una reconocida estirpe en el entretenimiento.

A post shared by Periódico REFORMA (@reforma) on

No obstante, fuentes compartieron a Grupo REFORMA que, pese a que Azcárraga Milmo le dijo hasta lo que no al cómico, y lo obligó a pedir una disculpa púbica, no pudo evitar que el Gobierno lo mandara unos años a su casa por la afrenta a una administración resuelta a defender la historia de bronce, y más, a su más digno representante, el Benemérito de las Américas.

Lo que para “El Loco” fue un “puntacho”, un desdoblamiento de humor ácido e irreverente, fue un gran dolor de cabeza para “el Tigre”, quien perdonó a Valdés por una estima personal y porque, confesaría años después, “era el cabrón con más agilidad mental que conocí en mi empresa, y para acabarla, siempre se hace el loco“.

Los contenidos de Televisa fueron, después de este incidente, monitoreados a detalle por RTC, y por ahí se les pusieron multas y jalones de orejas a otras figuras de la televisora, pero nada del tamaño de lo que hizo “El Loco” Valdés.

Quien esto escribe, hace algunos años, en un evento público, le preguntó al comediante: ¿Ese episodio de su vida y su carrera valió la pena vivirlo por una broma?

Sonriente, como siempre fue, “El Loco” respondió al vuelo: “Por qué arrepentirse si estuvo a toda madre pum, pum”, dijo, con su célebre chasquido de dedos.

Manuel Valdés se ganó a pulso el mote de “El Loco”.